El Estado cede al Alcázar la primera casa en el Patio de Banderas

  • La reclamación municipal incluye otras ocho y proviene de la época de la II República

El Estado ha notificado al Ayuntamiento de Sevilla la cesión de una de las casas del Patio de Banderas exigidas por la ciudad por formar parte del conjunto monumental del Real Alcázar que fue cedido a la capital andaluza por el gobierno de la II República sin que se hiciera efectiva la entrega de las casas adosadas, cuya titularidad está en manos de Patrimonio del Estado.

La portavoz del gobierno, Maribel Montaño, informó ayer de la adscripción al Alcázar de la casa número 6 para instalar en ella un centro de recepción de escolares y de investigación del propio palacio real sevillano.

Montaño tildó esta cesión de hito porque supone "un antes y un después en un larguísimo proceso que empezó en la II República", y anunció que hay abiertas negociaciones para la recuperación de otros inmuebles que podrían fructificar próximamente.

Esta casa, alquilada por el Estado a particulares, llevaba vacía y sin uso desde hace dos años, y su cesión a la ciudad no implica "ninguna contrapartida". Según Montaño, esta adscripción ha sido posible gracias a las "gestiones hechas en los dos últimos años" por el alcaide del Alcázar, el ex edil Antonio Rodríguez Galindo, dentro de un largo proceso que "ha empezado a dar frutos y por el que la ciudad empieza a recuperar un patrimonio que, desde hace décadas, debía estar en manos del Ayuntamiento para el disfrute de los sevillanos".

El registro de la finca será de "dominio público" y vinculado a los usos del Alcázar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios