Una cena de Navidad en Plaza Nueva

  • Los trabajadores municipales protagonizarán una peculiar protesta, por los recortes en la paga de diciembre, simulando una cena de Navidad ante el Ayuntamiento.

Comentarios 4

Los trabajadores del Ayuntamiento de Sevilla prevén continuar en los próximos días con las acciones de protesta ante lo que entienden como un "recorte" de los servicios municipales y la eliminación de la paga extraordinaria, unas medidas entre las que incluyen una cena de Navidad en la Plaza Nueva.

En este sentido, el presidente del comité de empresa municipal, Manuel Loza, ha explicado que actualmente se están concretando las acciones a llevar a cabo como la simulación de una cena de Navidad que tendrá como escenario la propia Plaza Nueva ante la Casa Consistorial en la semana anterior a Nochebuena, una iniciativa "abierta para protestar por los recortes en la paga de diciembre". 

Esta acción se suma a otras que están llevando a cabo los trabajadores municipales como concentraciones o actos simbólicos de donación de sangre para mostrar su repulsa ante la política de "destrucción de empleo y de derechos" que aseguran está llevando a cabo el gobierno local, algo que fue convocado por el comité de empresa del Ayuntamiento y la junta de personal, con el apoyo de CCOO, UGT, el Sindicato Profesional de Bomberos (SPB), el Sindicato Profesionales de Policías Municipales de España (Sppme) y CSIF.

Así, recuerda que la situación de los servicios "empeora cada vez más", ante la "falta" de personal y las propuestas "inasumibles" del consistorio planteadas en las mesas de negociación. Así, apunta que el Ayuntamiento cuenta con unas 800 vacantes, 200 de ellas en gobierno interior, plazas que "se pretenden incluir en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), con lo que se hace una RPT ficticia", ya que "pueden decir que en un colegio hay cinco personas, cuando realmente hay una porque las otras cuatro están sin cubrir".

Además, indica que esta situación se plantea en diversas áreas como colegios, donde ya han anunciado movilizaciones, o cementerios, entre otros, entendiendo que lo que el Ayuntamiento propone es "muchísimo más trabajo pero con menos personal". "A esto se suma que se pretende reducir los complementos por festivos, por fines de semana, entre otros conceptos, aplicando de forma miserable y ruin las 37,5 horas", sentencia, tras añadir que se "multiplica la carga de trabajo, se rebaja el salario y se carga la conciliación familiar". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios