Renovables Los edificios pueden generar energía solar para toda la red

Una central eléctrica en cada azotea

  • La nueva legislación prima la instalación de techos fotovoltaicos en bloques de viviendas para conectarlos a la red

Comentarios 10

75.000

Crear una mini Endesa por bloque. No es una quimera sino una solución viable técnica y sobre todo, económicamente. Producir y vender energía ha dejado de ser un coto cerrado para las compañías eléctricas. Es más, cada comunidad de vecinos puede crear su propia central solar en la azotea de su bloque y generar beneficios económicos para repartir entre todos los inquilinos.

"Ya no hablamos de generar energía para los calentadores de agua; se trata de vender toda la electricidad que se genere y además, poder ganar dinero", aseguró ayer el socio director de Solar-Corporación Alisios, Fernando de la Cuesta. Esta empresa organizó ayer junto al Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Sevilla y La Caixa unas jornadas técnicas para informar sobre las posibilidades técnicas y económicas de la instalación de techos fotovoltaicos en los bloques.

La nueva legislación de energía renovable es la base de su rentabilidad. "El Real Decreto recoge el compromiso del Gobierno para primar durante 25 años la tarifa de conexión a la red de instalaciones con una potencia inferior a 100 kilovatios", explicó el directivo de Corporación Alisios.

La inversión es alta. "El precio de los aparatos ronda los 6.000 euros por kilovatio instalado, y la potencia máxima de 100 kilovatios requiere una superficie de alrededor de 1.200 metros cuadrados, dependiendo de su horizontalidad", indicó De la Cuesta. Pero los ingresos son también considerables. "El Gobierno establece una tarifa fija de 0,45 euros por kilovatio producido, lo que supone el 575% de la normal; una instalación de 100 kilovatios de potencia producirá al año unos 148.700 kilovatios, arrojando unos ingresos anuales de 75.000 euros", destacó Fernando de la Cuesta, que agregó que "la inversión se amortiza en ocho años".

La instalación de los equipos y su conexión a la red se realizará en un plazo de cinco o seis meses, según las estimaciones de los técnicos. Pero antes es necesario cumplir con un requisito indispensable: lograr que la comunidad de vecinos se ponga de acuerdo. El proceso legal debe ser muy transparente para evitar impugnaciones, según el abogado Alberto Donaire. "En primer lugar, hay que llevarlo a la junta de propietarios en el orden del día de la asamblea, que tiene que ser comunicado a todos los vecinos", indicó. "El punto tiene que ser aprobado al menos por el 60% del total de los propietarios, no de los asistentes", recalcó Donaire.

Una vez ratificado, todos los vecinos, tanto los que lo apoyaron como los que se opusieron, están obligados a asumir los compromisos de pago, en función de sus coeficientes, "como establece la Ley de Propiedad Horizontal". "Y los beneficios también se repartirán en función de esos coeficientes", manifestó.

Una de las trabas al desarrollo de las energías renovables es la falta de conexiones a la red para evacuar la electricidad. En el caso de los techos fotovoltaicos, la legislación obliga a la compañía eléctrica, -en el caso de Sevilla sería Endesa-, a buscar una conexión al sistema. "No debe haber problema en puntos urbanos porque hay suficiente capacidad de evacuación", estimó el directivo de Corporación Alisios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios