El 'error' del centro de Alcosa cuesta ya más de 4 millones al Consistorio

  • Emvisesa licita por 1,4 millones las obras de reforma del inmueble para reconvertirlo en centro social del barrio

Comentarios 9

Los vecinos de la plaza de los Luceros, en Alcosa, ven ya más cerca el final de lo que empezó siendo una pesadilla urbanística, esto es, la edificación de un centro comercial con todos los permisos y licencias municipales a menos de dos metros de sus propias viviendas, lo que cegaba por completo la visión y los accesos rodados de vehículos de emergencia a los pisos habitados por medio centenar de vecinos. La empresa municipal de la vivienda de Sevilla (Emvisesa) mantendrá abierto hasta el próximo 3 de septiembre el concurso público para contratar la ejecución de las obras de reforma de la estructura existente en la plaza de los Luceros para su adecuación al uso de edificio municipal destinado a equipamiento social, unas obras que cuentan con un presupuesto de licitación de 1,4 millones de euros, IVA excluido.

Este gasto se suma a los ya desembolsados anteriormente por el Consistorio hispalense para rectificar el error que permitió la construcción del centro comercial privado y reconvertir el proyecto en edificio público, previa demolición de parte de la estructura. El nuevo equipamiento del barrio atenderá la demanda de los vecinos que, con su lucha, consiguieron detener y paralizar la edificación del centro comercial: el nuevo centro social de Alcosa albergará, entre otros servicios, una escuela de adultos.

La operación de compraventa del inmueble a la promotora del centro Nueva Galería, de los hermanos Cánovas, cerrada en verano del pasado año contemplaba la cesión por parte del Ayuntamiento a la empresa de un total de 2.405 metros cuadrados de locales de usos terciarios construidos en diversas promociones de viviendas protegidas de Emvisesa en Los Bermejales. El valor contable de los locales comerciales entregado a la sociedad privada se eleva a 2,7 millones de euros, monto que incluye una rebaja del coste del suelo en esa zona bastante sustanciosa, al fijar el metro cuadrado en 1.135 euros, la mitad del precio pedido por otras inmobiliarias.

A ello, hay que sumar el coste de las tareas de demolición adjudicadas por la Gerencia de Urbanismo a la empresa Erri-Berri en septiembre del pasado año para la demolición de entre 800 y 900 metros cuadrados ya construidos del inmueble, con vistas a restituir la normalidad urbanística para que no exista edificación alguna a menos de cuatro o cinco metros de las actuales viviendas. La demolición parcial del esqueleto del antiguo centro comercial finalizó a principios de año después de un retraso de varios meses a consecuencia de los problemas alegados por la promotora para obtener un crédito, paso imprescindible para escriturar y ofrecer al Ayuntamiento la finca libre de cargas a cambio de la permuta por locales comerciales.

Ahora se procederá a contratar las obras de reforma del mismo en base a un proyecto de obra que dividirá el edificio en secciones para atender diversos servicios públicos. Entre ellos, Urbanismo baraja el citado centro de adultos (negociado con la Consejería de Educación), así como la ubicación de una biblioteca y de un cibercentro. Si no hay ningún contratiempo en la resolución del concurso, las obras de remodelación de la estructura podrían comenzar a final de año con vistas a su finalización en el curso 2010-2011.

2.743

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios