El centro se blinda desde hoy

  • El Ayuntamiento activa el dispositivo de tráfico de Navidad, que prohíbe el paso de ciclistas por las calles Tetuán, Cuna, Puente y Pellón, Sierpes y O'Donnell

El Ayuntamiento de Sevilla pondrá en marcha a partir de hoy el Plan Especial de Tráfico de Navidad en la capital hispalense, que tendrá la novedad, como adelanto de la aplicación definitiva de la ordenanza de circulación de ciclistas y peatones, de cerrar al tráfico privado en horario comercial el centro histórico. Asimismo, el plan que se activa hoy no permitirá durante las Navidades el tránsito de bicicletas por las calles de mayor afluencia comercial entre las 10.00 y las 22.00, con el fin de garantizar la seguridad de viandantes y ciclistas. Los cortes serán básicamente los mismos que los del año anterior (Puerta Carmona, Puerta Osario y Reyes Católicos), más un nuevo punto de control policial en la Barqueta, que el año pasado no se colocó debido a que la Alameda de Hércules se encontraba todavía en obras.

El plan especial de tráfico implicará igualmente el establecimiento de controles específicos en los entornos de centros comerciales con mayor afluencia de personas, como Nervión Plaza, Los Arcos y Zona Este, por lo que el Ayuntamiento ha instado a los vecinos de Sevilla Este, Bellavista, Padre Pío o Palmete a hacer uso del Cercanías, por considerar que se trata de "la conexión perfecta con el Metrocentro tras un paseo de unos 500 metros desde Viapol hasta el Prado", según declaró en su día el concejal de Movilidad, Francisco Fernández.

Precisamente, el tranvía mantendrá su capacidad al cien por cien, con cuatro unidades para pasar cada seis minutos, mientras que Tussam reforzará en un 10 por ciento su capacidad con un incremento del número de vehículos los fines de semana y vísperas de festivos hasta alcanzar una cantidad cercana a 200 unidades.

Los vehículos particulares, que no podrán acceder al centro, contarán con un total de 3.200 plazas de aparcamientos rotatorios en los alrededores del casco histórico, de los que podrán hacer uso unos 15.000 conductores. En cuanto a los ciclistas, que contarán a final de año con más de cien estaciones de alquiler con un millar de bicicletas de uso público, tendrán restringido el acceso a las calles O'Donnell, Tetuán, Sierpes, Cuna y Tetuán.

Con anterioridad, y desde el Puente de la Inmaculada Concepción, el Consistorio ya había procedido al refuerzo del control policial en las inmediaciones de los principales centros comerciales de la ciudad, con el añadido de unos 40 agentes a los que ya realizaban su función como labor diaria en esas zonas, debido al mayor aumento percibido del tráfico en estas fechas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios