"Las chapuzas en la SE-40 no me gustan"

  • La ministra considera que la carretera debe ser una vía expedita.

Comentarios 9

Ana Pastor se comprometió ayer en el Ayuntamiento a impulsar la SE-40, la SE-35, el anillo ferroviario y la restauración de Santa Catalina. Muchos proyectos y, por el momento, pocas fechas de ejecución. La ministra de Fomento aseguró que el primer tramo de la SE-40 que se licitará en este mandato es el que une Alcalá de Guadaíra con Dos Hermanas, cuyo coste se estima en 90 millones de euros. Sobre el tramo clave que une el Aljarafe con la capital, donde se previeron en principio cuatro túneles y un posterior recorte dejó el proyecto en dos, la ministra prometió un estudio técnico para evitar modificaciones al plan inicial: "No me gustan las chapuzas en la SE-40, que es una ronda que tiene que servir para evitar los colapsos, no para generar más. En esta ciudad ya se sabe lo que es tener una infraestructura que no sirve en horas punta (Puente del V Centenario). La SE-40 no puede tener embudos, tiene que ser una vía expedita. A mí las chapuzas no me gustan. Y el gran proyecto que espera Sevilla no puede partir desde su nacimiento con una chapucilla. Primero dijeron cuatro túneles, luegos dos y después tres".

Sobre la SE-35, la ministra expuso que Fomento colaborará con el Ayuntamiento en la elaboración de un convenio para llevar a cabo de forma conjunta esta obra, "que es una infraestructura muy necesaria para que una empresa multinacional (Ikea) se pueda ubicar en Sevilla y se genere riqueza. Respecto al anillo de Cercanías, la ministra criticó "las diferencias entre lo que se dice y se hace", puesto que en el caso de Sevilla "el anterior Gobierno decía que se iba a hacer, en cuanto a estaciones y mejoras, obras por mas de 500 millones, pero estas actuaciones no están en ninguna parte". Entre las prioridades para Sevilla figurarán acercar la línea C-1 de Cercanías a Guadaíra-Pablo de Olavide, la construcción del intercambiador de Pino Montano dentro de la línea C-4 y la prolongación de la línea de Cercanías C-2 hasta el barrio de Los Remedios, sobre la que los técnicos apuntan un coste inicial de dicha inversión de entre 45 y 50 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios