Un científico sevillano halla una fórmula para combatir el alzheimer

  • Un equipo de neurocirujanos canadienses dirigido por el médico Andrés Lozano encuentra por accidente una manera de estimular el cerebro que puede revertir el proceso de pérdida de memoria

Comentarios 3

400

Un equipo de neurocirujanos canadienses dirigido por el sevillano Andrés Lozano ha conseguido descubrir de forma casual una fórmula para revertir la pérdida de memoria. Al aplicar un tratamiento contra la obesidad consistente en la estimulación de una zona del hipotálamo -una región cerebral- que influye en el apetito, estos científicos descubrieron que los pacientes lograban volver a recordar momentos de su vida que creían olvidados. Un estudio posterior realizado en medio centenar de pacientes confirma esta hipótesis, que podría tener aplicaciones para mitigar enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer.

El descubrimiento se produjo de forma accidental durante un experimento dirigido originalmente a suprimir el apetito en un hombre obeso de unos 50 años mediante una exitosa técnica de estimulación en el cerebro. Sobre este órgano fue aplicada una descarga de electrodos, posteriormente estimulados con corriente eléctrica. En lugar de perder el apetito, el paciente tuvo una intensa experiencia de déjà vu y recuperó la memoria de detalles de una escena ocurrida hacía 30 años. Nuevas pruebas en este paciente mostraron que su capacidad de recuerdo mejoraba de forma sustancial cuando la corriente era activada y su cerebro estimulado.

Este hallazgo del equipo dirigido por Andrés Lozano -natural de Sevilla y que con sólo tres años se trasladó a Canadá con su familia- será ahora aplicado en fase inicial de ensayo para el tratamiento de pacientes que sufren alzheimer. Si tiene éxito, podría ofrecer una esperanza a los enfermos de esta dolencia caracterizada por la pérdida de memoria y reconocimiento del entorno del paciente. De momento, tres pacientes han sido ya tratados y los resultados son prometedores. El trabajo se publicará en la próxima edición del Journal of the American Neurological Association.

En declaraciones al diario británico The Independent, el profesor Lozano afirmó: "Es la primera vez que alguien con electrodos implantados en el cerebro ha mostrado una mejora en la memoria. Estamos canalizando la actividad del cerebro mediante el incremento de esta sensitividad, elevando el volumen de los circuitos de memoria. Cualquier evento que involucra a los circuitos de memoria es probable que pueda ser almacenado y retenido". El descubrimiento sorprendió a los científicos, como reconoció al rotativo británico el neurocirujano de origen sevillano, ya que el hipotalamo no es identificado habitualmente como un punto del cerebro relacionado con la memoria. "Esto nos ayuda a comprender cómo las estucturas cerebrales afectan a la memoria. Nos ofrece una forma de intervenir de la misma manera en que ya lo hemos hecho en enfermos de parkinson o que sufren depresión", explicó el sevillano. El profesor concluyó de manera esperanzadora: "Éste es el mismo mecanismo utilizado en 40.000 pacientes de parkinson; hemos colocado los electrodos en la misma zona del hipotálamo. Creemos que los circuitos de la memoria que estamos estimulando están cercanos entre sí. Aunque estamos en las primeras etapas de aplicación en el alzheimer y no sabremos aún si funcionará. Queremos evaluar si podemos alcanzar los circuitos de la memoria y llevar a cabo mejoras".

Andrés Lozano, neurocirujano en el Toronto Western Hospital de la ciudad canadiense, está considerado una autoridad mundial en la estimulación del cerebro profundo. El profesor de origen sevillano ha realizado ya 400 intervenciones en enfermos de parkinson y está desarrollando una técnica para el tratamiento de la depresión, con la que ya ha realizado 28 operaciones. A su juicio, el descubrimiento de la nueva fórmula para la estimulación de la memoria tendrá grandes implicaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios