El plan de cierre del centro mantiene varios 'coladeros' para evitar las cámaras

  • La picaresca de los conductores permite señalar ya alternativas para acceder y estar más de 45 minutos, eso sí, incumpliendo la normativa y circulando en sentido prohibido · Algunas calles ya se han modificado

Comentarios 51

Algunos coladeros hay para acceder al centro de la ciudad sin ser captados por las cámaras y, así poder estar más de 45 minutos, después de la puesta en marcha del Plan de Tráfico del Centro el pasado viernes. Una de estas posibles alternativas es entrar por la calle Pascual de Gayangos -paralela a la calle Baños- donde no hay cámaras. De esta manera se puede acceder al casco histórico, tras callejear, sin que el tiempo compute, ya que a la entrada la cámara no ha recogido la matrícula del vehículo. Sí lo hará a la salida, pero como no tiene registro de entrada no sabe el tiempo que este coche ha estado en el centro, por lo que no puede multar al conductor, según ha podido saber este periódico.

Otra de las vías es entrar por la calle Resolana y coger la primera calle a la derecha, Vib Arragel. Eso sí, esta dirección es prohibida -a lo largo de unos 10 ó 15 metros-, pero son muchos los conductores que la usan para llegar a la calle Bécquer y luego callejear hasta llegar a la calle San Luis sin ser captados por las cámaras.

Según varias fuentes consultadas y las comprobaciones realizadas por este periódico, ya son numerosos los conductores que incumplen las normas de tráfico. Incluso también hay residentes en estas zonas que incumplen las normas y toman atajos circular por el centro.

Pasando el Arco de la Macarena, donde hay cámaras, también se puede acceder por la muralla. Muy recientemente, el Ayuntamiento ha señalizado este punto para que dicha dirección sea prohibida. Pese a esta nueva señal, son muchos los usuarios que también entran por esta zona al centro y así llegar a mitad de la calle San Luis, donde ya no hay cámaras. En estos supuestos ocurre lo mismo, las cámaras no graban al coche a la entrada, sólo a la salida.

Estos conductores que burlan el plan prefieren arriesgarse e incumplir la norma para estar más de 45 minutos en el casco histórico, pues coinciden en que el tiempo permitido es insuficiente para realizar cualquier gestión, sobre todo, durante estos días de compras previos a las fiestas. Eso sí, si en el momento en el que están cometiendo esta infracción son pillados por la Policía Local serán multados con 120 euros. Una sanción que tendrá un descuento del 50% si la pagan en los primeros 15 días.

El Ayuntamiento ya ha empezado a tomar medidas para contrarrestar esta picaresca. Hay vías que con la puesta en marcha del Plan Centro han cambiado de sentido. Otras, como Jimios, han ampliado la acera para evitar que los coches giren a la derecha y logren entrar, algo que antes se podía hacer, según ha podido saber este periódico.

El pasado viernes comenzó a funcionar el citado plan en medio de la confusión de los ciudadanos y quejas de los comerciantes. De hecho, el viernes fueron muchos los ciudadanos, no residentes y sin permiso, que aparcaban en la zona azul sin saber si podían hacerlo o no. Tampoco había ninguna información. Algunas máquinas de la zona azul de la Magdalena fueron retiradas el lunes. El viernes anterior seguían en su lugar.

Por otro lado, las colas en la calle Crédito, sede del distrito Casco Antiguo, para expedir las acreditaciones para entrar al centro se repiten todos los días. Algunos se ponen en cola a las seis de la mañana, a las siete y media de la mañana, aproximadamente, ya no hay sitio, ya que sólo entregan 50 números por día. Esto demuestra que aún quedan muchos residentes por acreditarse y el plan ya está en marcha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios