"No es comparable a un accidente de tráfico"

  • La familia obtiene el compromiso del Ayuntamiento de retirar las papeleras este verano

La abuela del menor fallecido por asfixia, Loli Montero, valoró ayer, en declaraciones a este periódico, el comunicado de la Junta aceptando parte de la responsabilidad en el accidente y considera "de vergüenza" el hecho de que comparen la negligencia que provocó la muerte del niño con un accidente de tráfico.

La familia pide que la parte responsable en el accidente "se moje" y que "la responsabilidad afecte también a los profesores y a los encargados de la vigilancia de los niños". Además opinan que el juicio no se celebró "como debía" y habla de irregularidades en la investigación, ya que el niño presentaba tres marcas de presión en el cuello y "estuvo 15 minutos atrapado en la papelera" y no tres como dice la versión oficial.

Loli Matador también explicó que en el momento en el que se produjo el accidente no había nadie vigilando, aunque el colegio dijera que había 23 profesores en el recreo a cargo de los niños. Por su parte, cree que el colegio debería aceptar una mayor responsabilidad en el accidente y se queja de que la profesora que daba clases al menor fallecido continúa ejerciendo "como si nada", aunque la directora del centro escolar renunció a su cargo y pidió otro trabajo, ya que "no pudo soportar la presión".

La abuela del menor explicó ayer que la portavoz del gobierno local, Maribel Montaño, le ha asegurado que este verano retirarán las 400 papeleras del mismo modelo que la que provocó la muerte de su nieto que todavía quedan en los colegios de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios