Más compromiso y menos torres de marfil

  • El rector de la Pablo de Olavide reclama más inversión en investigación y un modelo de financiación más equitativo durante su segunda toma de posesión en el Palacio de San Telmo

Más financiación pública, más inversión en investigación, cortafuegos en la fuga de talentos y un compromiso social real. Vicente Guzmán no dejó pasar ayer durante su toma de posesión como rector de la Universidad Pablo de Olavide la oportunidad de exponer una vez más las necesidades de la universidad pública andaluza y exigirle a la presidenta de la Junta de Andalucía un modelo de financiación para las universidades más equitativo, petición que ha reiterado en numerosas ocasiones.

"La crisis ha afectado a las universidades públicas en su capacidad de maniobra en formación e investigación, y, por tanto, su capacidad de hacer compromiso social", subrayó el rector en el Salón de los Espejos del Palacio de San Telmo durante su discurso, que destacó por su prudencia y guiños a su familia y al cantautor Silvio Rodríguez, siempre presente en sus intervenciones.

"Las universidades están llamadas ahora más que nunca a tener un papel transformador del modelo productivo, del modelo económico, del modelo social", apuntó ante la presencia de los consejeros y los rectores de las diferentes instituciones académicas andaluzas. "Dejemos de ser una torre de marfil encerrada en sí misma".

Para el rector, elegido en las elecciones del pasado 3 de marzo, el sistema universitario andaluz es una "pieza estratégica en el desarrollo de Andalucía" e insistió en la necesidad de tomar "medidas específicas de fortalecimiento en personal, investigación, equipamientos e infraestructuras". Además, Guzmán lamentó las limitaciones económicas que sufre su universidad: "No podemos retener talento ni captar nuevo talento, y éste es un problema gravísimo no sólo para nosotros, sino para toda Andalucía", señaló el rector de la UPO, que cuenta con 16 grupos de investigación que mueven en torno a 8 millones de euros. "Si los profesionales no encuentran incentivos en términos económicos y de promoción, si no podemos ofrecerles un contrato fijo de investigador, se marcharán".

Susana Díaz se mostró de acuerdo con el rector y defendió la inversión en innovación e investigación: "No podemos permitir que nuestro capital humano mejor formado, que fortalece nuestra economía, se marche", manifestó. "Queremos exportar talento, pero no a quienes tienen el talento, sino lo que son capaces de hacer". La presidenta reafirmó su "compromiso" con el mantenimiento de los precios públicos en grados y másteres, así como con la tesorería, las ayudas para obtener el nivel B1 en un segundo idioma; además de garantizar la igualdad de oportunidades para todos los estudiantes y mostrar su desacuerdo con el modelo universitario 3+2, propuesto por el ex ministro Wert.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios