Las comunidades de vecinos deberán invertir para superar las inspecciones de inmuebles

  • La nueva normativa "dará más seguridad y es más exigente", señala el presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Sevilla, Del Olmo.

El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Sevilla, Rafael del Olmo, ha advertido de la "avalancha" de cambios que los propietarios de comunidades de vecinos tendrán que acometer en sus inmuebles ante la próxima inspección de 2009.

En rueda de prensa, Del Olmo explicó que en 2009 deben inspeccionarse las viviendas de entre 75 y 50 años y en 2011, los inmuebles que tengan entre 50 y 25 años. Ante esto, destacó la "importante inversión" que tendrán que realizar los propietarios para adaptarse "a una normativa que dará más seguridad y es más exigente".

Así, indicó que la idea es informar a los clientes de que esperar hasta el último momento "no es una actitud productiva" y, añadió que su deseo es "aconsejarles de que la inversión que se requiere se puede fraccionar y se pueden hacer los cambios poco a poco".

"No es una cuestión voluntarista, hay que pasar la inspección y si no se sanciona", subrayó el presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Sevilla.

En cuanto al número de funcionarios para estas inspecciones, Del Olmo señaló que "no hay profesionales suficientes". Así, también destacó que se debería de "reforzar el registro específico y el número de funcionarios que deben tutelar para que cuando el plazo pase, se pidan los informes".

Explicó que la ordenanza tiene en cuenta la inspección en ornato, seguridad y estanqueidad y ésta "recuerda la responsabilidad de los propietarios en cuanto a los inmuebles". Así, concretó que las sanciones ante el incumplimiento será de leve, 600 euros, y las graves de hasta 3.000 euros.

Descenso en el número de nuevas comunidades

Por otra parte, Del Olmo indicó que aunque "la situación actual económica no está afectando en general", añadió que "sí se está notando en el descenso en el número de nuevas constituciones de comunidades" y en el aumento de la morosidad en las nuevas constituciones porque indicó que "suelen ser jóvenes con una hipoteca a la que se enfrentan con dificultad y, por tanto, también les cuesta pagar los recibos de la comunidad".

Según los datos que ofreció, en 2006 se crearon entre 400 y 500 nuevas comunidades, en 2007, fueron 300 y en 2008, según apuntó, "no sé si llegarán a las cien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios