Un juez concede a un preso visitar a su madre sin ver que tenía orden de alejamiento

  • La Policía aborta dos veces el traslado al Virgen del Rocío de un reo, acusado de un delito de agresiones contra la mujer

Comentarios 2

Un juez de Sevilla concedió dos permisos a un interno de la prisión de Sevilla-I para que visitara a su madre enferma en el hospital pese a que no podía acercarse a ella por orden judicial. La Policía Nacional abortó las dos excarcelaciones al comprobar que la medida cautelar de alejamiento seguía en vigor en la ficha del interno antes de realizar los traslados.

El preso pidió el primer permiso para visitar a su madre, ingresada en el Hospital Virgen del Rocío, el pasado 5 de febrero. El juez lo autorizó a realizar esta salida, custodiado por la Policía Nacional. Fue el jefe de la sala del 091 quien se percató, al comprobar la filiación del interno antes de realizar el servicio, que el traslado al hospital contradecía la orden de alejamiento en vigor del interno hacia su madre.

El preso se encontraba en el módulo de Preventivos y había sido acusado de un delito de lesiones contra su madre, lo que motivó la medida cautelar de alejamiento, decretada por el juzgado de Instrucción número 9. Las dos últimas detenciones de este recluso habían sido por tentativa de homicidio y quebrantamiento de condena. Fuentes del caso explicaron ayer a este periódico que el interno, identificado como F. J. M. M., había sido absuelto en la causa por la agresión a su madre. Sin embargo, la sentencia absolutoria aún no era firme y la orden de alejamiento seguía en vigor. Esto explica que la Policía comunicara la existencia de la medida cautelar al centro penitenciario y se suspendiera el traslado.

El segundo permiso se pidió diez días después del primero, el 15 de febrero. De nuevo el juez autorizó al recluso la posibilidad de visitar a su madre en el hospital y de nuevo fue la Policía quien recordó que el interno contaba con la orden de alejamiento de su madre vigente. Fuentes judiciales indicaron ayer que la prisión no cuenta con acceso al registro de violencia doméstica, hecho que puede motivar esta falta de coordinación. Precisamente la Consejería de Justicia ha puesto en marcha esta semana un sistema de interconexión entre todos los juzgados de Andalucía para evitar que se produzcan fallos como el de este interno de la prisión de Sevilla-I.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios