Sevilla

La concesionaria asegura que sólo le inquieta la fase de pruebas del Metro

  • La gran preocupación de la adjudicararia no está en las obras, sino en que surja algún "imponderable" en las pruebas de señalización, comunicaciones y electrificación que retrase la inauguración más allá de septiembre

Comentarios 11

La concesionaria del Metro ha aclarado a este periódico que la incertidumbre en los plazos oficiales de inauguración de la línea 1 de Sevilla no radica en las obras que se están ejecutando ("que van razonablemente bien"), sino en toda la fase de pruebas de los sistemas de comunicación, señalización y electrificación que constituyen el paso final previo a su puesta en servicio. "Hay pruebas finales que hay que hacer con todo el sistema y pueden durar lo que duren", aseguran fuentes de la adjudicataria.

Desde el comienzo de las obras de la línea 1, las empresas calculaban que la comprobación definitiva del funcionamiento de la línea 1 del Metro suponía invertir dos o tres meses más, un plazo que empezaría a contar una vez que la obra concluya en junio de este año. En suma, que si todo marcha bien la fase de pruebas no debe exceder de los tres meses. Según Ferrocarriles Andaluces, si se detecta que algunos de estos sistemas de comunicación, señalización y electrificación no funcionan bien habría que corregirlos necesariamente.

La referencia más cercana que tiene Sevilla de un transporte ferroviario en pruebas es el tranvía (Metrocentro), cuyas primeras comprobaciones y correcciones del sistema se prolongaron durante seis meses: desde mitad de mayo de 2007 hasta su inauguración el 28 de octubre. Los cálculos del Ayuntamiento no eran en todo caso tan largos. En abril, el Consistorio declaró que invertiría de 3 a 4 meses, pero un mes después amplió este cálculo a 5 meses. En mayo comenzaron las pruebas nocturnas en una parte del trayecto, en junio se ampliaron al recorrido completo, y en septiembre se hicieron con las mismas condiciones y velocidad comercial con que funcionaría el tranvía desde el primer día de su puesta en marcha.

Respecto al plazo de las obras de la línea 1 del metropolitano que la Junta de Andalucía garantiza que se cumplirá el 30 de septiembre (a excepción de las estaciones de Puerta de Jerez y Montequinto), la concesionaria del Metro advierte que fue la Consejería de Obras Públicas y Transportes la que puso esa fecha oficial al final de las obras: "No somos nosotros los que tenemos que asegurar los plazos. No nos toca".

No obstante, la sociedad empresarial ratifica, como ya hizo el jueves la Junta, que todo va sobre ruedas a estas alturas. "No hay nada que haga pensar en un retraso significativo de las obras. La tuneladora va sobrada, no tiene nada que ver. La explotación también está absolutamente adelantada. Las cosas van bastante bien, pero que el plazo sea en septiembre o un mes más tarde no es lo relevante", afirma.

La concesionaria advierte de que, pese a la buena marcha de la construcción, "pueden aparecer imponderables cuando vas con los plazos justos", lo que significa que todavía pueden suceder muchas cosas a apenas siete meses de la fecha oficial.

Sobre el motivo de que los plazos de construcción sean tan ajustados, la agrupación de empresas lideradas por Dragados y Sacyr expone, como motivo principal, "la tardanza en aprobar los proyectos de construcción" por parte de la Administración andaluza, ya que se han añadido cambios de última hora para salvar obstáculos o atender la reivindicación de los vecinos.

La fabricación de los cinco nuevos trenes que faltan para completar los 17 vehículos del Metro tampoco representa obstáculo alguno para la fase de explotación, según aclaró a este periódico la empresa CAF, que garantiza que la flota estará al completo para el día 30 de septiembre. Los cinco trenes que se han vuelto a fabricar cubren el lugar de los que fueron alquilados por la sociedad Metro de Sevilla para el tranvía municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios