El Estado es condenado a pagar una subvención de 1,1 millones a la Macarena

  • La hermandad gana el pleito en el que reclamaba la ayuda concedida por el Gobierno de Aznar que fue anulada por el de ZP para las obras de remodelación del museo de la basílica y de la casa anexa

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha fallado a favor de la Hermandad de la Macarena en el pleito que mantiene la cofradía desde hace cuatro años con el Estado por negarse a pagar una subvención de 1.116.000 euros aprobada en 2004 para diversas obras de remodelación de la basílica. Esta millonaria ayuda fue concedida en los últimos meses del segundo Gobierno de Aznar, siendo vicepresidente segundo y ministro de la Presidencia Javier Arenas, conocido hermano de la cofradía desde 1984. La partida se asignó a la hermandad en función del 1% del presupuesto del Ministerio de Fomento que se dedica a obras de preservación del patrimonio histórico-artístico. La clave para fundamentar esta asignación económica se encontraba en que el templo tiene reconocida la categoría de basílica, por lo que se pudo acoger al plan especial destinado a estos lugares de culto, así como a las catedrales, abadías y conventos de toda España.

La sentencia favorable a la cofradía, que tiene fecha de 12 de junio y consta de 16 folios, estima el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la hermandad bajo la dirección jurídica del abogado Alfonso Pérez Moreno, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Sevilla. El fallo considera que las resoluciones del Estado para negar una subvención aprobada por el Gobierno y publicada en el BOE "no se ajustan a Derecho", por lo que se dicta su anulación y se confirma la resolución que concedió la subvención: "La hermandad tiene derecho a que se haga efectivo y ejecutivo el acuerdo de 3 de febrero de 2004 de la comisión mixta de colaboración entre el Ministerio de Fomento y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, condenando a la Administración demanda y competente a estar y pasar por ello".

El ambicioso proyecto de obra de la cofradía no se quedó varado ni mucho menos por el impago de la subvención dictado por el Gobierno de Zapatero. La hermandad recurrió a la ayuda privada, obteniendo un millón de euros de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, presidida por Vicente Sala. En esta gestión resultó clave la participación del presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, hermano de la cofradía sevillana, y la participación del entonces presidente del PP de Sevilla, Ricardo Tarno.

La hermandad consiguió recientemente una partida de 300.000 euros de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, dirigida por Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE), para completar la financiación de la obra de remodelación del museo, donde se ha habilitado la tercera planta como zona expositiva, se ha creado la zona de acceso para minusválidos, se ha construido un ascensor y se ha acondicionado el espacio para la instalación de la tienda de recuerdos. La obra que afecta al museo estará concluida en tres meses. La de la casa sigue pendiente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios