Los conductores de Tussam cobran 27.186 euros por convenio colectivo

  • El salario medio de los chóferes municipales supera con mucho los 16.000 euros que perciben los conductores del sector privado · Los empleados del Consistorio trabajan además 216 horas menos

Comentarios 59

El convenio colectivo de los conductores de Tussam, un transporte público gestionado por el Ayuntamiento, otorga condiciones laborales que ya quisieran para sí los del sector privado y, sin embargo, las amenazas de huelga en fechas clave son una constante cada año en los autobuses urbanos, especialmente desde 2004. El sueldo medio de los chóferes municipales asciende a 27.186 euros al año, sin contar la antigüedad, una cantidad que supera con creces los casi 16.000 euros que perciben sus compañeros de los autobuses de otras empresas.

Al buen salario hay que añadir que los conductores de Tussam trabajan 216 horas menos al año que sus colegas de profesión. En concreto, los que se dedican al transporte en la provincia de Sevilla se rigen por un convenio que estipula 1.784 horas de trabajo anuales, frente a las 1.568 horas al año que está al volante un empleado de Tussam. La diferencia sustancial entre ambos colectivos se debe a los minutos de descanso que los dirigentes sindicales han ido arañando a la empresa en los sucesivos convenios. Si el cómputo se realiza semanalmente, los conductores de Tussam trabajan efectivamente un total 31 horas y media, mientras que sus compañeros del sector privado llegan a la 40 horas.

Entre otros logros sindicales, el convenio colectivo de Tussam en vigor (hasta finales de este año) contempla que los conductores de Tussam computen "como trabajo efectivo 25 minutos de descanso intermedio y cinco minutos de recogida y aseo al final de la jornada". Esos descansos intermedios deberán estar comprendidos en el turno de mañana entre las 9:30 y 11:30, en el de tarde de 18:00 a 20:00 y en el de noche de 1:00 a 3:00.

El comité de empresa ha reclamado a Tussam otros cinco minutos más de descanso para completar la media hora prevista en el convenio de la provincia, pero la dirección de los transportes urbanos se niega porque no lo ve necesario, ya que en su opinión siempre buscan más y más minutos de descanso para reducir al mínimo la jornada laboral.

El peso de los 1.100 conductores en la plantilla de Tussam es muy superior al resto de categorías laborales (talleres, repostado y limpieza, administrativos, etcétera). Este hecho, unido a que la presidencia del comité de empresa está, desde el segundo mandato del alcalde Monteseirín, en manos del sindicato corporativo (la Asociación Sindical de Conductores), hace que las reinvindicaciones anuales de primas y pluses se inclinen hacia ellos.

Las diferencias laborales entre los conductores municipales y del sector privado se dan en las líneas concesionarias de Tussam, que son las que llegan a las barriadas del Parque Alcosa y Torreblanca y hasta el aeropuerto de San Pablo. Bellavista dejó de serlo en 2007.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios