La consejera niega cierre de servicios o la pérdida de personal con la unificación

Comentarios 1

Las fuentes oficiales del Hospital Virgen del Rocío no aclararon este miércoles la situación de las UCI ni el proceso de fusión hospitalaria y, como respuesta, la portavoz del SAS en este complejo remitió a este periódico a unas declaraciones que realizó la consejera de Salud, María Jesús Montero, en el Parlamento. En esa comparecencia, Montero negó que vayan a producirse pérdidas de puestos de trabajo o cierre de servicios en el proceso de fusión hospitalaria.

Según explicó a través de Europa Press, su modelo de convergencia se sustenta en tres grandes pilares: "La accesibilidad, para que los ciudadanos tengan el mejor servicio independientemente de donde vivan; la alta calidad y la actividad de excelencia, para lo que se requiere de una frecuentación y volumen de actividad que garantice los resultados y la propia experiencia de los profesionales; y la capacidad de rentabilizar los recursos existentes". Montero, quien aseguró que para su departamento el ciudadano "es el centro del sistema sanitario", defendió que este sistema de trabajo intercentros -incluso interniveles entre la atención hospitalaria y primaria- permite al paciente "que la cartera de servicios de su hospital no le limite el mejor acceso sanitario", a la par que al profesional "le permite desarrollar nuevas habilidades" sin necesidad de que todos los hospitales dupliquen servicios o incorporen nuevas prestaciones.

"Ese debate está amparando el desarrollo de la gestión clínica en Andalucía y el que ya existan 150 unidades intercentros", declaró Montero, quien desvinculó esta nueva forma de trabajo con recortes motivados por la crisis económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios