La coordinación con la Policía Local acorta el tiempo de respuesta del 112

  • La plataforma tecnológica de Emergencias se integra en el Centro de Control, lo que permite agilizar el servicio y rebajar la espera de tres minutos a 45 segundos.

Comentarios 22

De tres minutos a 45 segundos. Se trata de la reducción de tiempo que se ha logrado en la gestión que del 112 realiza la Policía Local. Esta agilización ha sido posible gracias a la integración de la plataforma tecnológica del Servicio de Emergencias en el Centro de Control policial, que permite a los agentes que en él se encuentran recibir directamente las incidencias sin necesidad de un transcriptor como hasta ahora venía ocurriendo. Dicha medida se enmarca dentro de los planes que la corporación local tiene previsto acometer para modernizar el cuerpo policial. 

La iniciativa, según informó la portavoz de la Policía Local, María Guerrero, es pionera en toda Andalucía y logra que los agentes den una respuesta más rápida a los ciudadanos al reducirse el tiempo que transcurre desde que se recibe la llamada en el 112 y se atiende con los efectivos policiales. En este sentido, hay que recordar que desde octubre de 2003 todas las llamadas al 092 son desviadas y atendidas por operadores del Servicio de Emergencias, en cumplimiento de la normativa europea. Hasta hace varios días, una vez que dicha llamada era recepcionada por el 112, el operador recababa los datos y los transfería a diversos cuerpos de seguridad, entre ellos la Policía Local. En concreto, dicha información llegaba al Centro de Control, donde un operador se encargaba de transcribir el mensaje en "lenguaje policial" a sus compañeros para poder gestionar el incidente. 

Con la integración de ambas plataformas tecnológicas el trámite de las emergencias se ha agilizado en más de dos minutos, según afirmó Guerrero. De esta forma, la incidencia que el ciudadano comunica al 112 la recibe directamente el agente, sin necesidad de que exista un transcriptor. Tal es la integración que los efectivos destinados a la gestión del 112 pueden oír la voz del ciudadano para conocer detalles de la incidencia. 

El jefe ejecutivo de la Unidad de Transmisiones de la Policía Local, Joaquín Acuña, aclara al respecto que este servicio permite, a través de un localizador informático, conocer el punto exacto donde se ha producido la emergencia y destinar al lugar los efectivos más cercanos. Acuña puntualiza que no todos los casos se tratan de la misma manera, y que los que se priorizan son aquellos que presentan un grado de emergencia más grave. "No se le da un mismo trato a un coche aparcado en doble fila que a un asesinato o un accidente", aclara el alto mando policial. 

Para realizar esta segregación es fundamental la distribución de las funciones dentro del centro de control. En él se desempeñan cuatro labores específicas que obedecen a los diversos grupos de trabajo. La primera de ellas es conocida como "emisora" y son los agentes encargados de saber quién está en la calle y qué están haciendo en cada momento, para tener constancia así continuamente de los efectivos con los que se cuenta para cubrir una emergencia. El segundo grupo está dedicado a la "gestión de los servicios", cuya función principal es la clasificación de las incidencias por el grado de urgencia que presente, labor fundamental para priorizar el trabajo que tienen que realizar los agentes que se encuentran en la calle. 

El tercer grupo es el de informática, donde se recaban todos los datos que le pueden ser útiles a los patrulleros. Estos agentes cuentan, entre otros medios, con un acceso permanente a los servicios de la Dirección General de Tráfico, así como a las 45 cámaras de seguridad instaladas en la ciudad, en las que se puede ampliar la imagen para obtener cualquier detalle en caso de producirse algún incidente. También se encargan de redactar un pequeño informe con los primeros datos que se tenga de la gestión de la emergencia. La cuarta función es la del jefe de Sala, que se encarga de coordinar todas las funciones anteriores. 

La Policía Local atiende de media unos 250 casos de urgencia a diario, de ahí la importancia de agilizar la gestión, ya que en una jornada se puede acortar el tiempo de espera en más de ocho horas. Durante estos meses, técnicos del área de Informática de la Policía Local y del Área de Integración del 112 han trabajado para lograr esta integración, labor que no ha tenido ningún coste público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios