El crecimiento del árbol obliga a desmontar la estatua de Bécquer

  • El grupo escultórico del Parque de María Luisa sufre diversas roturas y grietas

El crecimiento del árbol sobre el que se erige el monumento a Gustavo Adolfo Bécquer, en la glorieta dedicada al poeta en el Parque de María Luisa, obligará a desmontar el grupo escultórico por completo. Las figuras del conjunto sufren diversos desperfectos, fruto del empuje del árbol. Ahora, las piezas serán restauradas y limpiadas. Ya el año pasado, un informe alertaba de las "deformaciones, roturas y grietas" detectadas en el grupo escultórico, declarado bien de interés cultural (BIC).

El informe inicial daba cuenta de "las deformaciones que se vienen apreciando" en el grupo escultórico de Bécquer, tallado desde 1910 por el escultor Lorenzo Coullaut Valera e inaugurado el 9 de diciembre de 1911. El grupo escultórico, formado por un busto sobre pedestal del poeta y tres estatuas femeninas sedentes sobre un banco, sufre además "la rotura de uniones del anillo de piedra sobre el que se levanta la escultura y que rodea al árbol central", un ejemplar de gran porte de taxodium o ciprés de los pantanos.

Todo se debe, según el informe, al "engrosamiento del tronco del árbol central, que empuja sobre las paredes del anillo central del grupo escultórico, sometiendo al mismo a fuerza constante". "El grupo escultórico de Bécquer es un símbolo del parque de María Luisa que, debido a la presión a la que está sometido por el taxodium plantado, viene sufriendo deformaciones y grietas", concluían los técnicos.

El Ayuntamiento ha licitado por 60.354 euros un contrato titulado "obras en el grupo escultórico de Bécquer". La memoria técnica de dicho contrato reitera que el grupo escultórico sufre "pérdidas en el rejuntado de sus diferentes elementos de mármol, desplazamientos de los módulos que conforman el monumento, desniveles, roturas y pérdidas de fragmentos", como consecuencia "del natural crecimiento del árbol que rodea y al empuje de sus raíces".

La memoria incluye un aviso sobre la "suciedad general del conjunto, diferencias cromáticas de los diferentes añadidos posteriores y nuevas faltas en los dedos de las manos de dos de las figuras femeninas", mientras "las esculturas de bronce presentan suciedad superficial" y sus anclajes sufren "deficiencias e inestabilidad".

Como solución técnica, la memoria propone "el desmontaje y restauración de la barandilla perimetral" del conjunto escultórico", así como "el desmontaje y traslado por personal especializado de las esculturas de bronce para su limpieza y restauración" y, en definitiva, "el desmontaje completo del conjunto", con su reinstalación y la "sustitución de las piezas no originales por otras realizadas en mármol de la misma calidad cromática que el original", de tal manera que las nuevas piezas "amplíen el espacio interior ocupado por el árbol y permitan su evolución natural".

"Una vez concluidos los trabajos de ampliación y restauración del conjunto escultórico, se propone colocar un nuevo peldaño para mantener la percepción visual actual del conjunto, de similares características al existente, y ajustar la deformación de octógono resultante", expone la propuesta técnica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios