La crisis dispara las peticiones para fraccionar el pago del agua

  • El aumento de particulares, comunidades de vecinos y pymes que negocian con Emasesa fórmulas de pago más flexibles es del 9% respecto al año 2011 y del 35% en comparación con 2010

Comentarios 1

Emasesa se encuentra cada vez con más frecuencia con clientes que tienen problemas para pagar el recibo del agua. La crisis ha disparado las consultas para tratar de flexibilizar este pago, sin que exista un perfil tipo del interesado en abonar la factura de forma fraccionada. Las solicitudes de fórmulas alternativas de pago corresponden con familias, pequeños negocios o comunidades de vecinos indistintamente. Una aplicación taxativa del Reglamento de Suministro Domiciliario de Agua de la Junta de Andalucía y de la normativa reguladora de Emasesa supondría el corte inmediato del suministro en los casos en que no se abone la factura en la fecha de vencimiento.

La compañía metropolitana de aguas, cuyo consejero delegado es Jesús Maza, asegura que la hay que ser "conscientes" de esta situación, por lo que ha arbitrado soluciones que pasan por la puesta a disposición de los clientes de un servicio multicanal de atención que incluye una atención personalizada de cada una de las demandas recibidas. Los responsables de estos canales estudian las situaciones particulares de los clientes y plantean una solución dentro de la normativa reguladora del sector que, antes que nada, evite la solución traumática de cortar el suministro.

Los datos demuestran que ha aumentado el número de clientes atendidos a través de los distintos canales, en especial los de atención presencial en las oficinas comerciales y en los puntos de atención al ciudadano que operan en los distintos distritos de Sevilla capital y en las poblaciones a las que también abastece Emasesa. En la mayoría de los casos se han alcanzado soluciones satisfactorias para ambas partes.

En lo que va de 2012 se han atendido 2.612 solicitudes de aplazamiento de pago a familias, comunidades de vecinos, autónomos y pequeñas y medianas empresas por un importe de 1.498.546 euros. Estas cifras suponen un incremento del 9% sobre el año 2011 y más del 35% sobre el 2010.

La morosidad en el pago ha pasado del 1% al 3%. La crisis también provoca que los pagos se produzcan en un plazo mayor. Por ejemplo, en 2007 el 94% de los cobros se producían en el plazo de un mes y el 6% restante en mayor plazo. Con los datos de cobro actuales, el 90% de los cobros se ingresan en un mes y el 10% en un plazo superior, lo que se justifica en parte por las facilidades que está concediendo Emasesa para el aplazamiento del pago del recibo del agua.

Emasesa obtuvo un resultado positivo de 0,95 millones al cierre del primer semestre -pese a que cerró 2011 con pérdidas y a que continúan los descensos en los consumos industrial y doméstico- y maneja una previsión de beneficios al cierre de 2012 de 1,3 millones. El éxito consiste en vender menos un producto de primera necesidad y habitualmente escaso, pero el precio de ese éxito es una facturación más baja. Es la gran paradoja de Emasesa, que se agrava con la crisis, pues a la cada vez mayor concienciación de la población en el uso racional de un bien tan cotizado como el agua, se suma el descenso progresivo del consumo. Cada hectómetro cúbico de menos que consumen los sevillanos supone una merma de ingresos de 1,2 millones de euros, tal como se puso de manifiesto en el mismo consejo de administración. Los sevillanos consumieron 70 hectómetros cúbicos de agua en 2007, mientras la evolución indica que 2012 acabará con un consumo de 64,1 hectómetros cúbicos, un 8,4% menos que en el año tomado como referencia.

La satisfacción por un mayor ahorro en el agua debe ser combinada con medidas de reajuste presupuestario que procuren un resultado positivo en las cuentas. Las tres prioridades de la compañía son: consolidar la empresa en su objetivo principal (olvidando las diversificaciones del negocio), situar a la empresa en posición de equilibrio económico y financiero e implantar un sistema de reporte por el que los empleados tienen información mensual de todos los conceptos sobre su actividad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios