Los cubos individuales de basura seguirán en el centro

  • Los vecinos de la Alfalfa y el Arenal se movilizarán ante la negativa de Lipasam de instalar contenedores soterrados

Comentarios 14

Los vecinos del centro seguirán, por ahora, teniendo que depositar la basura en los cubos individuales que desde el año pasado la empresa municipal de limpieza (Lipasam) ha distribuido a residentes y comerciantes del casco histórico de la ciudad. Así se lo hizo saber ayer Rafael Pineda, gerente de Lipasam, a los representantes vecinales del Arenal y la Alfalfa en una reunión en la que éstos solicitaron que en todo el centro se implantara un único sistema de recogida de residuos a través de los contenedores soterrados.

La respuesta del Ayuntamiento ha sido tajante: los cubos individuales seguirán y se extenderán por todo el casco histórico. La reacción de los vecinos no se ha hecho esperar: anuncian movilizaciones contra esta medida que, según algunos de sus representantes, va en contra de las normas básicas de higiene.

La negativa de Lipasam a soterrar los contenedores -como ocurre en otros puntos de la ciudad, caso de la Alameda- se debe "a los numerosos inconvenientes técnicos", entre los que se encuentran "la falta de espacio físico para su instalación y la existencia de numerosos restos arqueológicos".

Actualmente hay repartidos 2.131 cubos de uso individual en zonas como la Alfalfa, el Arenal, barrio de San Lorenzo, Santa Catalina, Santa Cruz y Avenida de la Constitución. La intención de la empresa municipal de limpieza es continuar con la implantación del sistema debido "a la plena satisfacción de los usuarios" y a que se ha mejorado "de forma notable" la limpieza de estos enclaves, de gran atracción turística y comercial.

La opinión de los vecinos que se reunieron ayer con Rafael Pineda es bien distinta. Insisten en que los cubos individuales no cumplen los requisitos de higiene. "Hay familias que no tienen un cuarto donde dejar el cubo, y otras personas mayores que no pueden limpiarlo", señala Juan Carlos Millán, vicepresidente de la asociación de vecinos Torre del Oro. En este sentido, Lipasam se compromete a solucionar "problemas concretos" como la limpieza de los cubos y la recogida "puerta a puerta en casos de incapacidad".

Esta promesa no convence a los representantes vecinales, que critican que existan hasta tres tipos de recogida de basura, "algo que va en detrimento de la estética de una ciudad de gran atracción turística, como es Sevilla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios