La cúpula de la Policía Local, imputada

  • Una juez de Sevilla cita al superintendente Gabriel Nevado por un presunto acoso laboral a un oficial. El otro jefe está procesado por el amaño de las oposiciones.

Comentarios 4

La juez de Instrucción número 17 de Sevilla ha citado a declarar al superintendente de la Policía Local de Sevilla Gabriel Nevado, actual jefe operativo del cuerpo, en el marco de una investigación por presunto acoso laboral de este mando hacia un subordinado al que ordenó un traslado forzoso. Nevado comparecerá ante la juez como investigado, término con el que la Justicia denomina actualmente a los imputados. La citación está prevista para el próximo día 30 de junio a las nueve y media de la mañana. Para ese mismo día están citados como testigos del caso tres agentes de la Policía Nacional.

La denuncia por acoso laboral fue presentada a finales del año pasado por el sindicato UGT, al que se adhirió después el Sindicato de la Policía Local de Sevilla (SPLS). El policía que denunció el caso es un oficial del cuerpo que durante los últimos ocho años había prestado servicio en el Ayuntamiento y fue trasladado de manera forzosa a la Jefatura de la Policía Local, en la Ranilla, por una orden que Nevado le transmitió verbalmente. En su denuncia, los sindicatos consideraban que tal instrucción era "discriminatoria y dictatorial" y que suponía un "castigo" para el mando intermedio.

En su escrito, los denunciantes añadían el "deterioro psicológico" que el traslado había generado en el oficial, que consideraba "degradante" la situación porque entendía que "menoscaba su autoestima y dignidad profesional", al haber sido apartado de su cargo sin ninguna justificación ni orden escrita. El oficial, que lleva 28 años en la Policía Local, relata en la denuncia que sus funciones como mando de seguridad "quedaron anuladas", al no tener un lugar específico para realizar estas funciones, puesto que no disponía ni siquiera de un ordenador. Por ello, considera que está "viviendo un desprestigio profesional, una discriminación evidente y una humillación constante ante sus propios compañeros".

Con esta citación judicial, los dos máximos responsables de la Policía Local de Sevilla, los superintendentes Juan José García y Gabriel Nevado, permanecen imputados en los tribunales bajo dos acusaciones distintas: el primero, por el presunto amaño en las oposiciones; y el segundo, por presunto acoso laboral. Por el momento, el Ayuntamiento mantiene a ambos jefes en sus cargos.

La Policía Local sigue siendo gobernada por ambos superintendentes, con Nevado encargándose de los servicios operativos y García, de la parte ejecutiva. Aunque el Ayuntamiento sostiene que este último, que ya está procesado y a la espera de juicio por el caso de las oposiciones, está apartado de sus funciones, en los últimos días ha sido él quien ha firmado la licitación de un contrato para la galería de tiro.

El alcalde, Juan Espadas, continúa buscando un jefe externo para la Policía Local. Ya ha creado la plaza, pero aún no ha dado con el perfil idóneo para dirigir el cuerpo. La situación de la cúpula de la Policía Local es un reflejo de lo que está ocurriendo en una parte de la plantilla, que suma más de medio centenar de imputados desde 2010. A día de hoy hay un caso que se sigue investigando, el de la trama de los motoristas para cobrar tasas ilegales; otro a la espera de juicio, el de las oposiciones; y otro con la vista oral ya empezada, el del cobro irregular de dietas por asistir a juicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios