Cursos de verano UPO

"Prefiero ser independiente, vivir sin miedo y tener libertad de expresión"

  • El ex juez Francisco Serrano reconoció ayer en la UPO que quiere volver a la carrera judicial tras su inhabilitación, "pero no como Sísifo", y denuncia que "la sede judicial de Sevilla es de vergüenza"

El ex juez Francisco Serrano, en un momento de su intervención de ayer en el curso de la UPO en Carmona. El ex juez Francisco Serrano, en un momento de su intervención de ayer en el curso de la UPO en Carmona.

El ex juez Francisco Serrano, en un momento de su intervención de ayer en el curso de la UPO en Carmona.

Francisco Serrano, abogado y ex titular del Juzgado de Primera Instancia 1º 7 de Sevilla, se ha reinventado en los últimos años. El Tribunal Constitucional anuló el año pasado la condena a 10 años de inhabilitación que le impuso el Tribunal Supremo por cambiar el turno de custodia de un menor para que pudiese participar en una procesión de la Semana Santa sevillana de 2010. A Serrano le va muy bien en su despacho de abogados y quiere volver a la carrera judicial, pero con matices: "Aquello fue un acto de persecución. La condición de magistrado no se pierde por una inhabilitación. Mi idea es volver a la carrera judicial por dignidad, pedir lo que tenga que pedir por atrasos, pero no pienso hacer como Sísifo, volver a empezar a subir la bola a la montaña desde abajo. Prefiero ser independiente, vivir sin miedo y tener libertad para expresar mis pensamientos y mis ideas. Los fiscales y jueces que dicen que la justicia no está politizada son los que están más politizados. No se deben a sus cargos, sino que deben sus cargos. No se le puede preguntar al lobo si se roban las gallinas".

Serrano aseguró que "el estado de la justicia en Andalucía deja mucho que desear" y que se trata de algo que no solo opina él sino que los ciudadanos viven la lentitud de la justicia: "Por ejemplo, en Sevilla, la sede judicial es de vergüenza". El abogado señaló que ese tema "le da vergüenza y pena como andaluz". El ex titular impartió ayer la conferencia Mediación civil. Concurso persona física casada en bienes gananciales. Procedimiento liquidación sociedad gananciales, enmarcada en el curso Mediación concursal y civil. Liquidación societaria-liquidación concursal, perteneciente a los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona.

Serrano expresó su enfado sobre la situación de las estructuras de la justicia en Sevilla: "Cuando voy a otras sedes judiciales, me encuentro con unos edificios maravillosos y extraordinarios. Esas son cosas que tiene que tener un Estado moderno". Respecto a la lentitud de los procesos, sentenció que "una justicia lenta no es una justicia" y ejemplificó esta situación con los equipos técnicos, que "tienen que ser especializados, puesto que dejan mucho que desear". Asimismo, reclamó que la Delegación de Competencias de Justicia está trayendo a los ciudadanos "un gran perjuicio más que beneficios" y que "hay una desigualdad y una diferencia de trato por razón de territorio entre unas personas y otras", puso de relieve. Para el ex juez, "la justicia tiene que avanzar conforme la sociedad avanza". Asumió que no se trata de algo "estanco", que las leyes "tienen que evolucionar" porque, si no, "la sociedad estaría aún en el Código Justiniano". Finalmente, Francisco Serrano matizó que la evolución de las leyes "no se puede hacer antes de que evolucione la sociedad". Además, destacó que, a veces, las leyes "no evolucionan a favor de corriente de la sociedad" sino que lo hacen a través de "golpes de telediario". Para concluir, destacó que la justicia "debe avanzar tras sopesar la evolución".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios