Calle Rioja

Le dan el almuerzo a la reina de los desayunos

  • Hasta la bandera. Ana Pastor, ex presentadora de los desayunos de TVE, pronunció la lección inaugural en la apertura del curso en la Facultad de Comunicación.

Comentarios 10

HA llegado Ana Mato? May Mancheño enseguida sale de su error. Quería preguntar por Ana Pastor, la periodista que hasta hace poco perteneció a Televisión Española y ahora trabaja para CNN Internacional. Son los inconvenientes de llamarse igual que una ministra del gobierno de Mariano Rajoy, aunque es muy improbable que la titular de la cartera de Fomento y Obras Públicas hubiera congregado tanta gente como la que acudió a la Facultad de Comunicación para escuchar la lección inaugural que su tocaya y homónima impartió en el acto de apertura del curso 2012-2013 de la Facultad de Comunicación.

Ana Pastor y May Mancheño tienen algo en común. El destino de ambas periodistas cambió como consecuencia de unos resultados electorales. El triunfo del Partido Popular en las elecciones municipales de Sevilla puso fin en el caso de Mancheño a 24 años de ejercicio profesional, 16 de ellos en el seno del Ayuntamiento. El triunfo de Mariano Rajoy en las generales del 20-N del año pasado acarreó, dentro de las secuelas del efecto dominó, el relevo de Ana Pastor, que había alcanzado las más altas cotas de popularidad y profesionalidad al frente de Los Desayunos de Televisión Española.

Ambas periodistas se subieron al escenario del concurridísimo salón de actos de la Facultad. El decano, Antonio Checa, y los vicedecanos Juan Carlos Rodríguez Centeno y Aurora Labio lucían la indumentaria apropiada para la solemnidad académica. La expectación entre el alumnado fue de tal calibre que llenó el salón de actos, incluidos pasillos y rellanos de la escalera, y hubo que habilitar pantallas en otras zonas de la Facultad. Antes, como es tradición, se entregaron los premios Universidad de Sevilla. En la modalidad de Periodismo, a iniciativa del profesor Alejandro Antona, se reconoció la tarea de cinco periodistas que han sufrido los rigores del despido o los expedientes de regulación de empleo. Cinco de los ocho mil periodistas que en España se han visto afectados por los coletazos de la crisis. Subieron a recoger tan triste galardón Emilio Castro, May Mancheño, Enrique Millán, Olga Troyano y Paco Veiga.

"En 33 años que llevo de profesor de Universidad, no conocía un curso más triste", dice Manuel Ángel Vázquez Medel, ex decano, sentado en la primera fila de butacas. Se reconoció la tarea de profesores salientes como Rafael Utrera, Antonio Ramos Espejo o Ricardo Ríos. Aurora Labio trazó un perfil de la periodista Ana Pastor, recordando su condición de periodista de raza y vocación en envites como las entrevistas que realizó a los presidentes de Irán y Ecuador, Mahmud Ahmadineyad y Rafael Correa, respectivamente, y cómo salió airosa de entrevistados difíciles como María Dolores de Cospedal o el propio José Luis Rodríguez Zapatero.

Ana Pastor ilustró su intervención, llena de referencias a su hijo de 2 años y su madre de 72, mujer prácticamente sin estudios, con vídeos de entrevistas realizadas por periodistas extranjeros al propio Ahmadineyad, Hugo Chávez, un asesor de Romney y un miembro del Partido Conservador británico. A la reina de los Desayunos de TVE la dejaron si almuerzo: al final de su intervención, muchos de los alumnos, que por su asistencia consiguieron un crédito de libre configuración, quisieron fotografiarse con ella. Su presencia es una verificación empírica del mayor peso que las mujeres tienen en los estudios de Periodismo. Un centenar de esos alumnos participaron en un simulacro de rueda de prensa "con preguntas" en la que Ana Pastor, antes de salir para coger el tren de regreso, respondió a cuantos interrogantes le plantearon. Se fue como vino: como una estrella de rock, periodista mediática a su pesar. En El Hormiguero y en la Cartuja.

Antonio Checa, el decano de la Facultad, describió la triple crisis que azota al oficio: la general, la universitaria y la de la propia comunicación. Por eso fue recibida con aplausos la invitación de Alfonso Marín, profesional de la publicidad, otro de los premiados, a los futuros licenciados de la Facultad a poner su talento, su ingenio y conocimientos al servicio de esa especialidad antaño tan denostada por algunos puristas y ahora tan deseada.

El acto terminó con el Gaudeamus Igitur en la Facultad de la Cartuja en presencia de Isaías Pérez Saldaña, presidente de Cartuja 93. El decano, al final, cogió el autobús urbano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios