Las denuncias por malos tratos bajan por primera vez en seis años

  • Los casos de violencia de género cayeron un 4,2% en 2007 · La reducción de casos en Sevilla contrasta con las subidas globales en Andalucía y España

El número de denuncias por malos tratos registrado en la provincia de Sevilla descendió en 2007 en relación con el año anterior. La estadística local marca así un punto de inflexión en la tendencia de los últimos seis años, que se había caracterizado por el crecimiento -a veces desmesurado- de este tipo de delitos. Igualmente, los datos sevillanos contradicen la estadística global tanto de Andalucía como de España, que sí que marcan una subida interanual de los episodios de violencia doméstica.

A lo largo del año pasado las comisarías de la Policía Nacional y los cuarteles de la Guardia Civil de la provincia registraron 3.094 denuncias de mujeres contra sus parejas o ex parejas, según el informe de violencia de género correspondiente al año 2007 elaborado por el Instituto Andaluz de la Mujer. Esta cifra supone una bajada de un 4,2 por ciento respecto a la misma estadística del año anterior, temporada en la que se recibieron 3.229 quejas.

Es la primera vez que entre un año y otro bajan los casos de malos tratos en la provincia de Sevilla desde 2002. Los episodios de violencia doméstica se habían ido disparando año tras año, sobre todo tras la entrada en vigor de la ley integral de violencia de género, en el año 2004, y ahora parecen haberse estancado por fin, al menos en Sevilla. Así, mientras que el ejercicio de 2002 se cerró con 2.242 denuncias, 2003 lo hizo con 2.366; 2004 con 2.505; 2005 con 3.074 y 2006 con 3.229. La cifra del año pasado es, por tanto, muy similar a la de 2005 y además ya no sitúa a Sevilla como primera provincia de Andalucía en número de denuncias. Ahora ese puesto corresponde a Málaga, que registró 3.329 expedientes en 2007.

La media de denuncias en Sevilla sigue estando por encima de los ocho casos diarios, si bien el año anterior llegó a alcanzar los nueve. El informe del Instituto Andaluz de la Mujer detalla además la relación de las mujeres víctimas de la violencia de género con su agresor. Una de cada tres (concretamente 994 de las 3.094) presentó denuncia contra su cónyuge actual, mientras que otras 779 lo hicieron contra sus compañeros sentimentales, 621 contra sus ex compañeros, 428 contra sus ex cónyuges, 145 contra sus ex novios y 97 contra sus novios actuales. Esto confirma que la mayoría de los casos de malos tratos se producen ya en el matrimonio o cuando la relación está consolidada.

Este hecho viene avalado también por el análisis de los casos según la edad de las denunciantes. Así, sólo un 8,4 por ciento de las mujeres que presentaron denuncia por maltrato tenían menos de 21 años. En cambio, en el grupo de edades comprendidas entre los 21 y los 30 años el porcentaje sube hasta el 32. Y todavía se eleva más, hasta el 34,6 por ciento, en el caso de las mujeres entre los 31 y los 40 años. Esto supone que dos de cada tres víctimas de la violencia doméstica tienen entre 21 y 40 años. Ya en edades más avanzadas baja el número de denuncias, algo que se explica porque generalmente la mujer que ha sufrido malos tratos en silencio desde joven no se atreve a denunciarlo años después. Pese a ello, el 18 por ciento de las denunciantes tenían entre 41 y 50 años y casi el 7 más de 50.

El estudio del Instituto Andaluz de la Mujer también refleja una evolución de las denuncias según los meses. El mes que más casos acumuló fue el de noviembre, con 294; seguido de septiembre, con 291; y junio, con 270. Fuera de la violencia machista, el informe señala que otras 310 mujeres denunciaron a sus padres o madres, 224 a sus hijos y 546 a otros parientes. Sumando estos datos a las quejas contra las parejas o ex parejas, en total se presentaron en Sevilla 4.174 denuncias por violencia en el ámbito familiar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios