Auge despedidas de soltero

El auge de las despedidas de soltero obliga a reforzar el control policial

  • Los populares exigen al gobierno que endurezca las ordenanzas y aplique las normas existentes para evitar los excesos

  • La Policía Turística asumirá las competencias para sancionar las conductas incívicas

Celebración de una despedida en El Salvador. Celebración de una despedida en El Salvador.

Celebración de una despedida en El Salvador.

Comentarios 12

Plaza del Salvador. Mediodía del sábado 28 de abril. Las mesas altas de las bodeguitas que hay en los soportales aparecen atestadas de jóvenes disfrazadas. Algunas llevan sobre su cabeza unas diademas de flores de las que despuntan el cuerno de un unicornio. La última moda. Otro grupo, integrado también por mujeres, luce pantalones vaqueros con rotos, camisetas blancas y chaquetas rojas. Del hombro de la prometida cuelga una banda. A escasos metros hay varias despedidas que acampan en el centro de la plaza ante la atónita mirada de los turistas. Lo más llamativo es un dinosaurio que supera los dos metros. Imágenes como éstas se repiten los fines de semana frente a la iglesia del Salvador y sus alrededores. Una celebración que a muchos espanta y que a otros les resulta conveniente por los beneficios que genera en las barras.

Celebradas las fiestas de la primavera, ahora se multiplican las despedidas de solteros (y los bares con caracoles). Este auge ha obligado al equipo de Juan Espadas a reforzar el control de la Policía Local sobre estas fiestas del fin de la soltería para dar respuesta a cualquier conducta incívica que se pueda detectar en la vía pública y vaya contra la ordenanza para el fomento y la garantía de la convivencia ciudadana en los espacios públicos. El Grupo Giralda tiene asumida las competencias en esta materia hasta que entre en funcionamiento la policía turística, que contará con 24 agentes en la nueva relación de puestos de trabajo (RPT). La posible sede que se baraja es el edificio del denominado Centro de Atención Integral al Visitante, sito en el Paseo de Marqués de Contadero. En estos días se está negociando el provisionamiento de los puestos de trabajo. "Vamos a seguir en esa línea actuando para garantizar la convivencia adecuada y que unos grupos aislados no dañen la imagen de la ciudad", señaló Juan Carlos Cabrera, delegado de Seguridad.

Otro punto es la modificación de la ordenanza con la intención de endurecer su contenido. El gobierno socialista entiende que en la ciudad aún no existe un crecimiento desmesurado de las despedidas de soltero como para introducir cambios en la normativa vigente. Los técnicos estudian esa posibilidad, pero se encuentran con dificultades como la manera de prohibir que los ciudadanos se disfracen. Se mira el ejemplo de otras ciudades. "En ningún caso la realidad turística de Sevilla es equiparable al de otros puntos de España en los que se ha producido una generalización de un turismo centrado en el ocio y el consumo de alcohol", apuntó Antonio Muñoz, delegado de Turismo.

Más control policial con la misma ordenanza. En su capítulo 15 detalla que "queda prohibida en el espacio público toda conducta de menosprecio a la dignidad de las personas, así como cualquier comportamiento discriminatorio, sea de contenido xenófobo, racistas, sexista u homófobo, o de cualquier otra condición o circunstancia personal o social, de hecho, por escrito o de palabra, mediante insultos, o burlas. Será sancionada con multa de 750 a 1.500 euros". Este es uno de los artículos de una normativa que fue aprobada hace ahora diez años.

Desde el principal partido de la oposición solicitaron al alcalde socialista que actúe urgentemente ante la "llegada masiva" de grupos de despedida de soltería, manifestando su apoya a que la ciudad sea "amiga" del turismo pero avisando de que es necesario "limitar" este fenómeno para ahuyentar a quienes "alteran la convivencia" en las calles. Beltrán Pérez alertó del aumento de grupos de personas que llegan a Sevilla para celebrar el fin de la soltería ya que algunos de estos grupos acaban protagonizando todo "tipo de espectáculos" que "desnaturalizan" la ciudad, cometiendo actos "lesivos" para la convivencia y molestando a vecinos y turistas. El PP mostró un vídeo con imágenes de personas ataviadas con disfraces obscenos o cómicos por las calles del centro. "Los vecinos de las zonas turísticas están a punto de estallar". El líder popular reclamó al primer edil que haga cumplir la ordenanza de convivencia y se endurezcan para mantener el control en la vía pública. "Las despedidas de soltero las puede celebrar quien quiera y donde quiera, pero no puede ser la referencia de Sevilla", comentó para terminar Beltrán Pérez.

menospreciadas y deseadas.Menospreciadas por muchos y deseadas por otros. Las despedidas de soltero pueblan las calles más céntricas de Sevilla los fines de semana primaverales. Raro es el sábado que un grupo de jóvenes no colmata los bares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios