Contra la destrucción de libros

El debate sobre el traslado de la Facultad de Derecho de la Universidad Hispalense al nuevo edifico que compartirá con Relaciones Laborales en Pirotecnia Cross se encuentra en un momento clave. El anuncio por parte del servicio de biblioteca de la facultad de que se va a llevar a cabo un expurgo (destrucción) de aquellas monografías que tengan más de una década de antigüedad y que en los últimos cinco años no hayan sido consultadas por nadie, manteniendo siempre alguna copia, ha levantado de nuevo la voz de alarma en el centro. Algunos profesores consideran que esta decisión podría ir ligada a la menor capacidad que, en su opinión, tendrá la biblioteca del nuevo inmueble. "Ni por la ocasión del problemático traslado ni, sobre todo, por el fondo del asunto, resulta procedente el técnicamente llamado expurgo de la biblioteca. Cualquier ejemplar que se elimine es tal atentado contra el patrimonio de la facultad que, en estos momentos tan inoportunos de plantearlo, no logro entenderlo sino es por la no tan supuesta menor capacidad que tendrá la nueva Biblioteca", señala el catedrático de Historia del Derecho y premio Andalucía de Investigación Bartolomé Clavero.

Para este profesor, cualquier eliminación de ejemplares "nos empobrecerá seriamente como facultad". "No hay título igual a otro. No sólo cada edición, sino también cada ejemplar es un libro distinto por los cambios en su producción y por las huellas de su utilización", señala. En opinión de este experto en historia jurídica, si el motivo de este expurgo es el futuro traslado a Pirotecnia, debe buscarse otra solución alternativa, como "una mudanza gradual en la que se podría mantener la Biblioteca de Derecho para investigación en la Fábrica de Tabacos", lo que permitiría entonces dotar a la nueva de un carácter "más práctico".

Por su parte, el vicedecano de Investigación y Doctorado de la Facultad de Derecho, Manuel Carrasco Durán, asegura que "el no está motivado por una supuesta menor capacidad de la nueva Biblioteca, ya que la realidad es la contraria".

Carrasco asegura asimismo que "no se va a eliminar ningún ejemplar sin consultar antes a las Áreas de Conocimiento, cuya opinión es vinculante y que no se va a eliminar ningún ejemplar de utilidad jurídica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios