La empresa sólo recibe 678 quejas durante el primer trimestre del año

  • Suponen el 0,003% sobre los 20 millones de viajes del período. La mayor parte son por accidentes de viajeros transportados.

Los usuarios de los autobuses municipales de Sevilla están más que satisfechos con el servicio prestado. Al menos así se desprende de los datos sobre reclamaciones durante el primer trimestre del año. Entre enero y finales de marzo, las reclamaciones presentadas por los clientes por el servicio prestado por Tussam sumaron 678, algo más de 200 al mes. Una cifra que puede parecer alta, pero que resulta insignificante comparada con el número de viajes que tuvieron lugar en estos primeros meses de 2013: 20 millones. Por tanto, el descontento de los viajeros supone tan sólo el 0,003% del total.

Los datos salen a la luz tras plantear el Grupo Municipal Socialista una serie de cuestiones a la Comisión de Ruegos, Preguntas e Interpelaciones del Ayuntamiento después de recibir, según aseguran, "numerosas quejas del servicio de transporte urbano que realiza Tussam". El PSOE quería conocer el número de reclamaciones recibidas durante el año en curso, los motivos de las mismas, cuántas habían sido solucionadas, cuántas se debían al mal funcionamiento de las plataformas de discapacitados, cuáles habían sido los motivos de este mal funcionamiento, y cuántas revisiones se realizan a estas rampas a lo largo del año.

La cifra total de reclamaciones presentadas por los viajeros sería incluso "algo inferior" a la del mismo periodo de años anteriores, según los datos aportados por el gerente de Tussam, Manuel Torreglosa. El mayor número de demandas responde a accidentes sufridos por los viajeros transportados. Se elevan a 110. En segundo lugar, se sitúan las quejas sobre el trato recibido por los usuarios, en total 95. A continuación, se sitúan las correspondientes a irregularidades de paso de los viajeros transportados: 79. En cuarto lugar están las que tienen que ver con los títulos de viaje: 53. Por último, con 41 reclamaciones, se encuentran las quejas por no abrir las puertas a los viajeros transportados.

En lo que respecta a las quejas derivadas de las rampas y plataformas para los discapacitados, han sido 13 las recibidas por la empresa entre enero y marzo. La mayoría de ellas (84), son por un fallo mecánico de la propia rampa. La empresa de autobuses urbanos recalca que uno de sus principales objetivos es "garantizar la movilidad en transporte público de todos los ciudadanos de Sevilla, y especialmente, de las personas con movilidad reducida". Para garantizarlo, debido a que las rampas y plataformas "no tienen la fiabilidad deseable", como reconocen, tienen asignadas a dos personas que se dedican en exclusividad al mantenimiento de las mismas para conseguir que se encuentren en estado de total operatividad. Por ello, se realiza una revisión mecánica preventiva de las rampas cada trimestre.

Del mismo modo, los sistemas de rampas de los autobuses son revisados semanalmente por el personal de limpieza y repostado. El motivo es que debido a su ubicación en la zona baja de los vehículos, a escasa distancia del suelo, la mayoría de los problema que sufren son provocados por golpes o por acumulación de suciedad. La empresa también recuerda que tiene establecido un protocolo de actuación por el que, en el momento que una persona con movilidad reducida no pueda acceder al autobús por la rampa, el conductor lo ha de comunicar al Centro de Control para que un supervisor se persone a comprobar la avería y, de inmediato, lo comunique al área de mantenimiento para su reparación.

Tussam aclara, igualmente, que todas las reclamaciones presentadas por los usuarios del servicio son contestadas, aunque la resolución sea favorable o no viene determinado por la naturaleza de la queja, "ya que en la mayoría de los casos son producidas por situaciones o incidencias ya ocurridas". En todos los casos, la respuesta conlleva la información al cliente de los motivos que han ocasionado dicha incidencia y las medidas adoptadas para que no se vuelva a producir esa situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios