El parque empresarial Carretera Amarilla pide más aparcamientos y guardería

  • Las empresas piden modificar la línea 5 de Tussam para dar servicio a los 3.500 trabajadores

La junta directiva del parque empresarial Carretera Amarilla (PICA) se reunió ayer con una delegación del Ayuntamiento de Sevilla, compuesta por el director general del distrito San Pablo-Santa Justa, Diego Ayllón, e Isabel Cuadrado, miembro de la delegación de Economía del Consistorio hispalense.

La reunión con Diego Ayllón e Isabel Cuadrado, según señalan los empresarios en un comunicado, tiene un "propósito claro" en palabras de Ignacio Pascual de Castro, presidente de este colectivo empresarial, y no es otro que "intentar lograr el cumplimiento de nuestro Plan de Objetivos 2016". Una de las principales cuestiones a tratar y antigua demanda del PICA es la creación de una guardería en la zona. Para los empresarios, poder dotar al parque de una guardería es una cuestión fundamental.

Los trabajadores de las casi 300 empresas que alberga la zona se cuentan por miles y el hecho de disponer de este espacio para sus hijos "mejoraría enormemente la calidad de vida de estos". El proyecto casi fue una realidad durante el gobierno de Alfredo Sánchez Monteseirín, pero finalmente no llegó a materializarse.

Otro de los temas claves es la creación de nuevas plazas de aparcamiento en el parque empresarial. Desde el PICA se propone "aprovechar los espacios" que ocupaba la antigua estación de servicio Repsol de la avenida Roberto Osborne y el solar situado frente a la empresa Teleperformance en la calle Economía. Además, reclaman la adecuación y adecentamiento de diferentes calles del parque en mal estado, así como la instalación de bicicleteros y la señalización de la calle del Motor.

Otra de las reclamaciones de la junta directiva del PICA es la modificación de la línea 5 de Tussam. La propuesta de los empresarios pasa por que la línea tome un desvío en la confluencia de la avenida de Andalucía con la calle del Comercio, para que recorra ésta entera, prosiga por la calle Economía y vuelva a bajar para retomar su recorrido habitual a través de la avenida Fernández Murube. Esto ofrecería un servicio "muy necesario a los más de 3.500 trabajadores que llevan a cabo su labor día a día en el parque empresarial y que en estos momentos dependen, en gran parte, de métodos de desplazamiento particular como el coche o la motocicleta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios