Los empresarios de La Raza están satisfechos de denunciar un caso "que no ha quedado impune"

  • El abogado de los hosteleros dice que éstos "no se alegran ni entristecen" por el veredicto

Los hosteleros de La Raza están satisfechos de haber denunciado el cohecho y de que éste "no haya quedado impune", aunque según ha explicado su abogado, Joaquín Moeckel, "no se alegran de las condenas ni se entristecen por la absolución, sólo pusieron unos hechos presuntamente delictivos en conocimiento de la Justicia".

El letrado indicó ayer que, sin entrar a valorar el veredicto del jurado popular que ha declarado culpables al ex delegado de Empleo y a los ex directivos de Mercasevilla, lo cierto es que "el pueblo ha hablado, por boca del jurado". Para los hosteleros, la denuncia de esta corrupción, "ha merecido la pena el riesgo y ventura que corrieron, porque han mandado un mensaje claro al resto del empresariado: ya está bien, no todo vale". Sobre la valoración realizada por el tribunal ciudadano, recordó que La Raza "nunca ha sido acusación particular en el proceso, por lo que ni gana ni pierde ni empata los pleitos". Moeckel añadió que la condena y absolución de unos y otros "no significa nada, porque ni son todos los que están ni están todos los que son", afirmó el letrado, que se preguntó "si alguien cree que todo quedaba entre esas cuatro personas. Si eso es así me daría todavía más pánico por el descontrol que existe", argumentó.

En cuanto a la dureza de los abgados al interrogar a sus clientes, Moeckel dijo que comprende en parte la situación. "Me parece muy bien que las defensas efectúen su papel en un procedimiento, soy abogado y lo comprendo, lo que no comprendo son algunas maniobras orquestales como presentar querellas sin fundamento alguno que luego son archivadas en pro de no sé qué honor y qué intimidad", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios