Los empresarios alertan de nuevo sobre los pisos turísticos ilegales

Antonio Muñoz. Antonio Muñoz.

Antonio Muñoz. / Víctor Rodríguez

Uno de los principales retos a los que se enfrentan las ciudades es la proliferación de pisos turísticos y la amplia oferta de ellos que operan al margen de la legalidad. El presidente de la Asociación de Hoteles de Sevilla, Manuel Cornax, alertó una vez más sobre ello: "Han pasado de ser economía colaborativa a un sector empresarial más. Todos tenemos que tener igualdad competitiva".

La patronal hotelera calcula que actualmente hay en Sevilla unos 2.400 establecimientos de este tipo que disponen de unas 8.000 plazas. El Ayuntamiento, para conocer exactamente el número, tanto de los legales como de los ilegales, está realizando un amplio estudio que analizará el impacto en los vecinos y tratará de buscar medidas correctoras para este fenómeno, como adelantó en agosto este periódico.

Muñoz, al hilo de lo señalado por los hoteleros y a la espera de los datos concretos del estudio, apuntó que la zona norte del casco antiguo es la que más está sufriendo este fenómeno: "Los apartamentos ilegales suponen un impacto negativo en la renta y el empleo por perjudicar la oferta reglada, la convivencia y aumentar el precio de los alquileres de las viviendas. Es un fenómeno preocupante".

El Consistorio, a través de la denominada Mesa de los Ilegales, trata de manera periódica este asunto y se están redoblando las inspecciones. En cualquier caso, Muñoz ya ha anunciado un incremento de la tasa para cambiar el uso de la vivienda de residencial a comercial, que costará 325 euros; y la equiparación de la de basuras a la que pagan los hostales. También ha pedido un informe a Urbanismo para ver qué limitaciones se pueden poner.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios