Casi 4.000 empresas se han destruido en Sevilla en los últimos cuatro años

  • El alcalde anuncia la reconversión de los polígonos industriales en parques empresariales y la creación en los barrios de incubadoras de sociedades como medidas para atraer a los inversores a la capital.

Comentarios 3

El tejido empresarial sevillano no es inmune a la crisis, aunque ha sabido reaccionar a la coyuntura económica. Ésta es la principal conclusión que se extrae del informe de Sevilla Global en cuya presentación estuvieron ayer presentes el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido; el delegado de Economía, Empleo, Fiestas Mayores y Turismo, Gregorio Serrano; y el responsable del gabinete económico de esta sociedad municipal, Carlos Tafur. El grueso de los datos contenidos en dicho estudio hacen referencia a los años 2008 y 2009, aunque Tafur apuntó en el principio de su exposición un dato que muestra los efectos de la situación actual: casi 4.000 empresas han desaparecido en los últimos cuatro años.

Si en 2008 la capital y el área metropolitana contaban con casi 119.000 empresas (incluidos autónomos), esta cifra en el presente ejercicio es de 115.000, o lo que es lo mismo, un 3,36% menos de sociedades mercantiles, porcentaje preocupante pero que dista del registrado en otras provincias andaluzas y españolas, donde el ritmo de destrucción empresarial ha sido mucho más sangrante, según explicó Tafur. Estos datos, lejos de ser un inconveniente, sirven a la corporación local para mantener el discurso defendido desde que tomó posesión para atraer la inversión a la capital andaluza aprovechando "la marca Sevilla". En este sentido, Zoido adelantó algunas de las medidas que desde el Ayuntamiento ya se plantean para aumentar el tejido empresarial. Una de las iniciativas, que ya ha empezado a tramitarse este otoño, es la rehabilitación de los polígonos industriales.

En concreto, en una reunión mantenida con los representantes de la asociación que aglutina a estas zonas industriales (APES) se acordó redactar un borrador con las obras necesarias para dicha rehabilitación. Este documento, que redactará la Delegación de Economía tras escuchar las propuestas de la APES, tendrá que entregarse a mediados de enero al director general adjunto de Empresa e Industria de la Comisión Europea, Daniel Calleja, con el fin de obtener fondos europeos para tal cometido.

Entre otra de las medidas apuntadas por el regidor hispalense se encuentra la instalación de "incubadoras" de empresas por barrios, algo similar a lo que puso en marcha la Cámara de Comercio de Sevilla hace varios años y que han supuesto una gran ayuda para emprendedores a la hora de desarrollar un proyecto. La intención del Ayuntamiento es que estas "incubadoras" se distribuyan por barrios, de manera que no sólo sirvan para incentivar el emprendimiento, sino también para el repunte económico y la "actualización" de distintas zonas de la ciudad. De igual modo, otra de las medidas en las que ya trabaja la corporación local -contenida en el programa electoral del PP para las pasadas municipales- es la creación de una ventanilla única para el inversor, que sirva de asesoramiento continuo en los trámites que se lleven a cabo en dependencias municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios