La juez encarcela al hombre que agredió con un cuchillo a su ex mujer en Torreblanca

  • La víctima intentó calmar a su agresor diciéndole que “podían volver” hasta que pudo abrir la puerta y escapar de la vivienda

El juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Sevilla, en funciones de guardia, ha ordenado este miércoles el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de Francisco Javier G. L., el hombre detenido el pasado lunes por agredir con un cuchillo a su ex mujer en el barrio de Torreblanca.

Al sospechoso, de 39 años, se le atribuyen inicialmente delitos de homicidio en grado de tentativa, amenazas graves y quebrantamiento de medida cautelar. La Fiscalía y la acusación particular, que ejerce la abogada Mónica Gallardo Bejarano, han pedido la prisión provisional del acusado y, en este sentido, la letrada de la víctima ha subrayado la gravedad de los hechos que sucedieron el pasado lunes, máxime cuando la mayoría de las denuncias presentadas eran precisamente por "amenazas de muerte y quebrantamiento" de medidas cautelares, recordando así que desde el pasado día 4 de marzo pesaba sobre el detenido una orden de alejamiento respecto de la víctima, a la que no podía acercarse a menos de 300 metros.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 se ha inhibido en favor de Violencia 2, que fue quien estableció en su día la orden de alejamiento tras la denuncia presentada por la ex mujer del investigado.

Los hechos que recoge el auto de prisión del juzgado señalan que Francisco Javier G. L. se presentó sobre las once de la mañana en la vivienda de su ex mujer, a la que abordó cuando se disponía a entrar en el domicilio, empujándola hasta el comedor y a continuación le colocó un cuchillo de entre 20 y 25 centímetros y le dijo "te voy a matar".

La mujer intentó entonces tranquilizarlo, diciéndole que "podían volver", y entonces le quitó el cuchillo del cuello tratándoselo de clavar en el abdomen, por lo que la mujer agarró el cuchillo por la hoja y sufrió cortes en las manos. A continuación, trató de calmarlo y el agresor le manifestó que lo besara si lo quería, a lo que la mujer accedió mientras se acercó a la puerta y salió huyendo.

Los vecinos pudieron oír cómo la víctima gritaba "socorro, socorro, que me mata" y una testigo que la auxilió relató que vio al ex marido con un cuchillo en las manos y a la joven tendida en el suelo del rellano del piso y dándole patadas al agresor para apartarse, logrando introducir a la mujer en su vivienda mientras el agresor se marchaba.

La juez de Violencia Sobre la Mujer ha acordado el ingreso en prisión "no sólo por la gravedad de los hechos y el comportamiento del investigado, quien no duda en acudir al domicilio de la perjudicada y coger un cuchillo con la clara intención de acometer a la misma, tratando de clavárselo, no soltando el miso pese a los intentos de la denunciante de arrebatárselo, sino además por la existencia de denuncias previas por quebrantamiento de la medida cautelar acordada hace apenas un mes", en las que la víctima señala que aunque no lo ha visto, sabe que su ex marido ha estado en las inmediaciones de su domicilio, del colegio al que asisten su hijos, y que incluso ha llamado a su teléfono móvil.

La juez también ha valorado los antecedentes del agresor por actos de violencia de género, que aunque están cancelados en la actualidad, "constituyen un claro indicio de su falta de control de impulsos", y la existencia de un juicio pendiente por amenazas, y porque el riesgo en este caso es "extremo".

Los hechos ocurrieron este lunes por la mañana en la calle Sauce, en la zona más deprimida del barrio de Torreblanca. El agresor, Francisco Javier G. L., tiene antecedentes por malos tratos e incluso cuenta con una orden de alejamiento de 300 metros de su ex pareja, dictada por el juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2. Tras la agresión, el sospechoso se dio a la fuga. La Policía lo localizó poco después en el barrio de Los Pajaritos, en la calle Cigüeña, donde vive un hermano suyo. En esta vía fue detenido a las siete de la tarde del lunes. La operación policial la llevó a cabo la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios