Los enfermeros denuncian un déficit del 50% en los hospitales

  • El sindicato de enfermería alerta de que el Virgen del Rocío sólo cubrirá el 42,2% del personal y el Macarena, un 49% debido a un "recorte de gastos" del SAS

El sindicato de enfermería (Satse) denunció ayer el escaso porcentaje de sustituciones del personal previstas para los hospitales y los centros de atención primaria del Servicio Andaluz de Salud, que no "llegarán ni al 50% de la plantilla" de profesionales de enfermería en los meses de verano, indicando que se debe principalmente a "recorte de gastos".

La secretaria provincial del sindicato, Reyes Zabala, y la responsable de Acción Sindical, Josefa Botello, recordaron que las previsiones del SAS incluyen la reducción de los horarios de atención de los centros de salud y "el cierre de camas" en los centros hospitalarios, principal causa del colapso en las urgencias.

El Hospital Virgen del Rocío cerrará 341 camas, "lo que supone un 24% del total, incluyendo la clausura de 89 camas en un centro de referencia para toda la comunidad", según explicó ayer la misma representante provincial.

El Hospital Virgen Macarena ha cerrado 306 camas afectadas por reformas y obras, y por su parte el Hospital de Valme sufrirá la reducción de 62 de las 544 camas con las que cuenta el centro.

Aunque el SAS denomina a estas camas de reserva, Josefa Botello asegura que "se han clausurado plantas enteras", por lo que "sus camas son imposibles de habilitar en caso de necesidad".

En los servicios de atención primaria, los distritos han optado por el "acúmulo de cupo" para cubrir las vacaciones de los enfermeros, obligando al compañero que está de servicio a realizar su trabajo, más el del compañero que está ausente, y recortando los horarios de atención al público en los centros de salud, que cerrarán entre las 15:00 y las 20:00, además de reducir el número de profesionales en zonas en las que se prevé una gran afluencia de usuarios durante las vacaciones.

El sindicato estudiará, según Botello, cada caso en el que se produzca alguna deficiencia derivada de la falta de personal, para denunciarlo ante la Fiscalía, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, y las organizaciones de consumidores por si fuera constitutivo de delito aclarando que la comisión de estos hechos "en ningún caso sería imputable a los profesionales", sino a la propia Administración".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios