Patrimonio municipal

Un enigma que permanece y una joya recuperada

  • La restauración del 'Tríptico del Maestro de la Mendicidad' no desvela su autoría. La obra del siglo XVI se expondrá en la sala capitular baja del Ayuntamiento.

Comentarios 1

El misterio continúa. Tras un año de restauración y de investigaciones en los archivos de Protocolos y de la Diputación Provincial, el autor del Tríptico del Maestro la Mendicidad, recién restaurado por el Ayuntamiento, sigue siendo un enigma. 

Aunque algunos han especulado con la posibilidad de que este pintor de la primera mitad del siglo XVI pudiese ser un discípulo aventajado de Alejo Fernández, el historiador al que el Ayuntamiento de Sevilla encargó el estudio de la pieza, el profesor de la Universidad de Sevilla Juan Antonio Gómez Sánchez, dejó este martes bien claro que no ha aparecido ningún documento que pueda acreditar definitivamente la autoría. "De este Maestro de la Mendicidad sólo sabemos que pudo ser también el autor de otras dos tablas que pertenecieron a una colección privada de Aguadulce y al convento sevillano de la Asunción, ambas actualmente en paradero desconocido y de las que conservamos fotos de mala calidad". 

Lo que sí se ha podido documentar es que la obra fue concebida en un principio para el desaparecido Hospital de San Hermenegildo, también conocido como el del Cardenal o de los Heridos, que fue fundado por el arzobispo-cardenal Juan Cervantes en 1453. 

El Ayuntamiento presentó este martes la restauración de esta obra pintada entre 1520 y 1530, trabajo que ha llevado a cabo durante un año el equipo de Enrique Gutiérrez Carrasquilla y que se enmarca dentro del proyectoPatrimonium Hispalense, una de las principales apuestas en materia cultural del alcalde Juan Ignacio Zoido. "Este proyecto es algo más que una marca, es un verdadero plan de actuación que tiene como auténtico protagonista el rico patrimonio que atesora nuestro Ayuntamiento", dijo el primer edil. 

Zoido anunció también que el tríptico se expondrá a partir de ahora en la sala capitular baja del Ayuntamiento, ya que en su anterior ubicación, la sala capitular alta, la obra estaba sometida a unos bruscos cambios de temperatura que no favorecían en nada su buena conservación. "Se une a ello otra circunstancia feliz, y es que la cronología del tríptico [inicios del siglo XVI] es más acorde con la de la sala capitular baja, por lo que cumplimos así con uno de los propósitos, que es difundir ante el ciudadano el rico patrimonio que tenemos, conservándolo y difundiéndolo a las generaciones futuras", dijo el alcalde. 

La situación en la que llegó el tríptico a la mesa de operaciones de Gutiérrez Carrasquilla era, en palabras del alcalde "realmente preocupante", aunque en 1992 había sido intervenido para detener "su grave deterioro", según explicó a los periodistas Gutiérrez Carrasquilla. Por esto, el equipo del restaurador ha tenido que someter la pieza a una intervención de "carácter integral" -realizada en el mismo Ayuntamiento-, "tratándose todos los estratos que la componen, desde el soporte hasta el estrato más superficial". Entre los muchos trabajos que se han realizado sobre la tabla, el restaurador desatacó que se "ha eliminado el color rojo y la capa de yeso subyacente en la época superior, apareciendo un color azul de fondo que ya se vio cuando se separaron las molduras que coronan las pinturas". Con autoría o sin autoría, todos coinciden en que este Tríptico del Maestro de la Mendicidad es una pieza clave para comprender la génesis del arte renacentista en Andalucía. Las conclusiones de la investigación sobre esta obra se publicarán próximamente en un libro que editará el propio Ayuntamiento de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios