Las estaciones bajo tierra se cubrirán con cristal y acero

  • Metro de Sevilla también ha concluido el diseño de los ascensores de entrada

El estudio del arquitecto sevillano Antonio González Cordón, que asesora a Metro de Sevilla, ha concluido el diseño de las entradas de acceso a las estaciones subterráneas y semisubterráneas, los ascensores exteriores de entrada y las salidas de emergencia de esas mismas estaciones. En todos los casos se han elegido materiales que acentúen la iluminación natural del interior del recinto de la línea 1.

En el primer caso se trata de una cubierta plana con friso de acero inoxidable, laterales de cristal de seguridad, estructura portante de acero inoxidable satinado y un cierre de persiana que servirá para cerrar la estación de madrugada. La función de esta estructura es proteger a los usuarios y preservar el interior de la estación de la lluvia, el viento y la humedad, al mismo tiempo que se garantiza la entrada de luz natural y un paso más cálido hacia el interior de la parada. La conexión de la cubierta con el suelo se completa un zócalo de granito flameado, en consonancia con el resto de materiales de la estación.

Este mismo diseño se utiliza en las salidas de emergencia, unas bocas de uso exclusivo para la evacuación de pasajeros en caso de que surja alguna urgencia o incidente, con la única diferencia de que estas salidas especiales dispondrán de puertas de seguridad, en lugar de cierres de persiana.

Por lo que respecta a los ascensores que permitirán al usuario de la línea 1 descender a la estación, se ha elegido un revestimiento de cristal translúcido (no transparente), lo que permite que la parada cuente con una segunda entrada de luz natural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios