El expediente administrativo de la futura mezquita se cerrará en septiembre

  • La Comunidad Islámica de España, autora del mismo, se reunirá con la Comisión de Urbanismo del consistorio sevillano a principios de septiembre

Comentarios 1

El expediente administrativo del proyecto de mezquita que la Comunidad Islámica de España redacta para su ubicación en la Isla de la Cartuja de Sevilla quedará cerrado a principios de septiembre, durante la primera reunión de la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla. 

Según explicó a Europa Press el presidente de la Comunidad Islámica española, Malik Ruiz, en esta Comisión de Urbanismo, y al tiempo que se cierra el expediente administrativo, se procederá a la apertura del nuevo proceso, aunque no quiso aventurarse a vaticinar cuándo podrían comenzar los trabajos de la mezquita. "Esperemos que los antes posible", se limitó a asegurar. 

En este sentido, Ruiz informó de que este fue el asunto tratado durante la reunión que mantuvo en el día de ayer con el propio concejal de Urbanismo, Emilio Carrillo, un encuentro en el que ambos abordaron la forma de liquidar el proceso administrativo anterior para proceder a la apertura del nuevo, "aunque debido a que ya nos encontramos en pleno periodo estival, no será hasta septiembre cuando se lleve la resolución de liquidación del expediente". 

De igual modo, el presidente de la Comunidad Islámica española señaló que, durante el verano, intercambiarán con Urbanismo la documentación correspondiente, todo ello dentro de un proceso que cuenta con una disposición "excelente" por parte del Consistorio hispalense. 

Ruiz ya apuntó que la mezquita contará finalmente con un aparcamiento para los usuarios, tal y como se contemplaba en el proyecto originario en Los Bermejales, mientras que el minarete, que no cuenta en esta ocasión con las limitaciones del suelo anterior, podría tener una altura menor a los 40 metros que en un principio se pretendió, dentro del boceto primigenio.

En este punto, indicó que esta limitación autoimpuesta --puesto que el entorno no supondría una restricción para ello-- obedece a que los aspectos formales del proyecto son "totalmente diferentes" con respecto al de Los Bermejales, puesto que "era una parcela triangular, frente a la rectangular actual, y que obligaba a reformular los aspectos de orientación de fachadas".

La actual ubicación tiene una orientación distinta, lo que ha obligado a diseñar el templo con otros parámetros y otras dimensiones, lo que probablemente acabaría redundando en la altura del alminar "para que todo fuera un conjunto armónico".

Con respecto al aparcamiento, elemento que hasta ahora estaba siendo sometido a análisis, Ruiz señaló que el colectivo considera que "debe tenerlo, y más teniendo en cuenta que los terrenos, actualmente, se usan como aparcamiento". La existencia de una zona de parking cobra importancia en el entorno, especialmente saturado en lo que se refiere a la falta de plazas de estacionamiento. JARDINES PARA LA "PUESTA EN VALOR" DE LA ZONA.

La concepción filosófica del centro no variará, aseguró el presidente de la Comunidad Islámica de España, pues contará con zonas de ajardinamiento para la "puesta en valor" de la zona, así como con elementos como una sala de oración, un centro cultural o una biblioteca.

La zona concreta se ubica en la parcela más septentrional de la avenida Carlos III, en los aledaños del Estadio Olímpico, junto al nudo de comunicaciones del viaducto del Alamillo. Estos suelos son algo más grandes que los de Los Bermejales, ubicación del proyecto original.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios