calle rioja

La familia como metáfora del mundo

  • Emoción. Un libro reúne artículos sobre Sevilla separados por siete décadas del periodista Enrique Vila Muñoz, 'Guzmán de Alfarache', y su hija la americanista Enriqueta Vila Vilar

De izquierda a derecha, Álvaro Ybarra, Enriqueta Vila, Antonio Pulido, Juan Espadas, Pablo Gutiérrez-Alviz y José Antonio Carrizosa, ayer en la Fundación Cajasol. De izquierda a derecha, Álvaro Ybarra, Enriqueta Vila, Antonio Pulido, Juan Espadas, Pablo Gutiérrez-Alviz y José Antonio Carrizosa, ayer en la Fundación Cajasol.

De izquierda a derecha, Álvaro Ybarra, Enriqueta Vila, Antonio Pulido, Juan Espadas, Pablo Gutiérrez-Alviz y José Antonio Carrizosa, ayer en la Fundación Cajasol. / fotos: juan carlos muñoz

Dos siglos, dos generaciones, una sola ciudad. Es lo que está en las 525 páginas del libro Apuntes sevillanos de ayer y hoy. Dos tiempos con la firma de Enrique Vila Muñoz, Guzmán de Alfarache (1905-1986) y su hija Enriqueta Vila Vilar (Sevilla, 1935). Un libro público, la universalidad de Sevilla, que surgió en un ámbito muy privado, el territorio de los afectos.

Cuando Pablo Gutiérrez-Alviz, el autor del prólogo, redactó la fórmula del bando, "de orden del señor alcalde se hace saber...", no imaginaba que el acto lo iba a presidir Juan Espadas, alcalde de Sevilla. En este juego de duplicidades, en la sala Antonio Machado de la Fundación Cajasol había dos alcaldes: Alejandro Rojas-Marcos, que llevó a una americanista a meterse en el barro de la política municipal, y Espadas.

En los extremos, como las buenas delanteras, dos directores de periódico, Álvaro Ybarra, de Abc de Sevilla, y José Antonio Carrizosa, de Diario de Sevilla. Enrique Vila era un periodista de raza, que firmó la primera crónica periodística del 18 de julio y una historia de la República, y que un buen día, como decía Cernuda de José María Izquierdo, dejó de tirar sus papeles al viento y se pasó al periodismo taurino en el medio radiofónico.

Esa mutación es el germen de este libro que edita la Fundación Cajasol con las buenas manos de Páginas del Sur: Juan Antonio Romero, Dani Rosell, Joaquín Ávila. Enriqueta Vilar Ferreira, la mujer de Enrique, la madre de Enriqueta, se tomó muy mal que su esposo cambiara el papel por el espacio etéreo de las ondas. Su hija tenía esa espina clavada. Un sobrino, Juan Luis Lara Vila, estudiante de Periodismo, encontró unos artículos publicados por Enrique Vila en 1943 y 1944 en Abc y se los regaló encuadernados a su abuela.

Dice Ybarra que a padre e hija les une "el gusto literario por la ciudad de Sevilla" y el libro demuestra que "los problemas aquí se eternizan". Y puso como ejemplo el Prado de San Sebastián, precisamente el lugar donde Enriqueta Vila Vilar conoció a Juan Carretero Luca de Tena, padre de sus cuatro hijos, abuelo de sus diez nietos. Una de ellas, Marta, se encargó de pasar los materiales a formato electrónico.

Periodismo y literatura. Periodismo e historia. Un oficio envilecido por diferentes bastardías es soporte de tan nobles disciplinas. "El libro", dice Carrizosa, "es la reivindicación del artículo como género literario", en las antípodas de las redes sociales o la nada ontológica de las tertulias. "En Apuntes sevillanos... un buen artículo no es efímero; el tiempo no sólo no lo ha estropeado; como los buenos vinos, lo ha ennoblecido". Y leyó fragmentos de un artículo sobre la "promiscuidad" de ciclistas y peatones en la calle San Fernando, fechado el 16 de octubre de 1943.

Antonio Pulido abrió la casa de la Fundación Cajasol en una sala abarrotada de público y eso que a la misma hora jugaban el Sevilla, el Madrid y amenazaba lluvia. Padre e hija comparten apuntes costumbristas y culturales, separados por más de medio siglo; mientras que Enrique aborda la Feria, con una revista monográfica que llegó a sacar 16 números, su hija Enriqueta ofrece su personal visión de la Semana Santa a partir de la invitación que Carlos Navarro Antolín le hizo para la Cuaresma de 2009.

Enrique el periodista y Enriqueta la Navegante, si se permite la analogía americana para quien hizo las Américas por la calle Alfonso XII y por Feria. En septiembre siempre escribe su artículo sobre Sanlúcar. El alcalde cogió el guante para que el quinto centenario de la gesta de Elcano y Magallanes saque a las Atarazanas de las catacumbas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios