Las familias del casco antiguo piden una sede provisional para la escuela nueva

La Red de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Rampa) de los colegios del Casco Antiguo se concentró ayer por segunda vez ante el Parlamento de Andalucía para denunciar los "incumplimientos" de la Junta para ampliar la oferta educativa en la zona norta del centro de Sevilla.

Por su parte, la junta de gobierno del Ayuntamiento ha acordado recientemente ceder a la Delegación territorial de Educación la parcela de 2.276 metros cuadrados junto a los Jardines del Valle. Este solar servirá para levantar un colegio público con el que paliar el déficit de plazas en esta zona de la ciudad.

Dicho suelo se suma a la parcela -ya calificada con uso educativo- cedida por el Ayuntamiento en 2009 con una superficie de 1.979 metros cuadrados. Ambas fincas formarán parte del proyecto que redacte la Junta, cuya ejecución está prevista en un plazo de dos años. Mientras, se mantendrá el aparcamiento en superficie habilitado en estos suelos de forma provisional, como acordaron las dos administraciones.

Las AMPA muestran su "indignación" por las palabras de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en el Pleno del Parlamento. "Es inaudito que se reconozca que existen necesidades educativas, se anuncie a todo bombo soluciones y luego se constate que no llegarán, en el mejor caso, antes de cinco años, plazo mínimo para recepcionar el solar, licitar la obra y construir el colegio".

"Nos movilizamos para reclamar compromisos serios, con inversiones ciertas y fechas precisas", expresó ayer en un comunicado la Rampa, que exige que mientras se construye el centro definitivo, la Junta cumplan con el compromiso de dotar al nuevo centro de una sede provisional con la que solucionar el déficit.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios