Más de 500 firmas piden el traslado de un consultorio que sigue en caracolas

  • El Csif exige al SAS un edificio que permita la intimidad de los pacientes y la climatización

El sindicato Csif ha recogido, de momento, más de 500 firmas para exigir al Servicio Andaluz de Salud el traslado del consultorio de Santiponce, que funciona desde hace seis años en unas caracolas, a un edificio adecuado que favorezca la intimidad de las consultas y la climatización.

"Las instalaciones prefabricadas se abrieron de manera provisional, pero pasan los años y los problemas son cada vez mayores. La falta de aislamiento provoca que los trabajadores y usuarios sufran frío y calor; se producen goteras cada vez que llueve; y no hay ningún tipo de intimidad en las consultas, ya que las paredes son de chapa", denuncia el delegado del Csif en el distrito Aljarafe-Norte, Miguel Sánchez. Esta central reclama al SAS desde hace años un equipamiento sanitario adecuado.

La Delegación de Salud, por su parte, reconoce las necesidades en este punto asistencial y explicó ayer que "está estudiando el proyecto de un nuevo centro de salud para el municipio".

El consultorio de Santiponce tiene asignada una población de más de 8.000 habitantes, según el último censo, y cuenta con cuatro consultas de Medicina Familiar, una de Pediatría, cuatro enfermeras y personal de administración. En el año 2000 este equipamiento sanitario tuvo que trasladarse de unas dependencias municipales a las caracolas actuales por graves problemas estructurales en el edificio que hasta entonces albergó al consultorio. "En un dictamen de la Inspección de Trabajo y el informe de varios arquitectos se constató que el antiguo edificio, que pertenece al Ayuntamiento, tenía problemas de cimentación, de modo que nos trasladamos a las actuales instalaciones prefabricadas", recuerda el portavoz sindical.

En principio se proyectó un traslado provisional, pero ya han pasado seis años y los trabajadores reivindican un edificio definitivo, ya sea mediante una nueva construcción o bien con la utilización de otro local municipal. El Csif ha remitido varios escritos a la Delegación Territorial de Salud. "En su respuesta, la administración sanitaria nos dice que las dificultades económicas han impedido una inversión", asevera Miguel Sánchez, quien insiste en otras opciones viables más allá de la construcción de un nuevo edificio, como puede ser la utilización de otro inmueble del Ayuntamiento. Al antiguo edificio del consultorio se destinaron fondos Feder para rehabilitar el techo, pero a fecha de hoy continúa cerrado sin uso, en continuo deterioro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios