El fiscal pide prisión por estafar a una compañía telefónica

  • El acusado reclutó a personas insolventes para los contratos y dejó deudas por 13.000 euros

La Fiscalía de Sevilla ha reclamado una condena de dos años de prisión para un hombre de 37 años, identificado como J. M. G. R., que está acusado de reclutar a personas insolventes para obtener teléfonos móviles en oferta de una conocida compañía, a la cual le ocasionaron un perjuicio total de más de 13.000 euros por no pagar las facturas.

El Ministerio Público formuló escrito de acusación contra el cabecilla de la red y contra 13 personas que obtuvieron teléfonos móviles a pesar de no tener dinero para hacer frente a las facturas, según informa Europa Press. Los consumos fraudulentos oscilaron entre los 500 y los 2.000 euros. El modus operandi trazado por el principal inculpado consistía en reunirse con los otros imputados a fin de conseguir terminales de teléfono. De esta manera, acompañaba a cada uno de sus compinches y presentaban el DNI y un número de cuenta para domiciliar el pago.

En distintas fechas entre 2004 y 2005, J. M. G. R. supuestamente entregaba "una módica cantidad" a cada una de las personas que habían contratado los móviles y se quedaba con los terminales para revenderlos a terceros, quienes producían consumos que al ser facturados quedaban impagados. El perjuicio total, según se desprende el escrito de acusación del fiscal, es de 13.587,77 euros.

Un juzgado sevillano ha celebrado una vista en el que siete de los acusados han aceptado penas de un año de cárcel, aunque los otros siete -entre ellos el cabecilla- se encuentran a la espera del resultado de la sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios