Los forenses culpan a la consejería de Justicia de las deficiencias

  • Los médicos adscritos al Instituto de Medicina Legal denuncian hacinamiento

Los médicos forenses adscritos al Servicio de la Clínica Médico Forense de Sevilla del Instituto de Medicina Legal culparon ayer a la Consejería de Justicia y Administración Pública de la "deficiencia" de medios materiales y humanos con la que realizan su labor estos profesionales.

El colectivo indicó que existe falta de secreto médico-paciente, ya que las consultas "se comparten entre dos forenses, lo que impide que se pueda ver a un paciente mientras que el otro facultativo se encuentra en la consulta atendiendo a otros". Asimismo, los forenses denunciaron que las consultas se encuentran en el sótano de los juzgados "sin ventilación y con malos olores debido a ser la zona de evacuación de los bajantes del edificio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios