El fuerte temporal se cobra una vida y provoca cientos de incidencias

  • Un vecino de Paradas fallece al ser arrastrado por una tromba de agua · En La Campiña se registraron hasta 43 litros por metro cuadrado y vientos de más de 80 km/h

Una tromba de agua acabó ayer con la vida de un vecino de Paradas de 60 años, cuyas iniciales son J.V., cuando circulaba con un quad por una vía de servicio de la A-92, a su paso por el municipio. Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil, que investigan los hechos, apuntaron ayer al desbordamiento de un paso de arroyo cercano a la vía como causa de este siniestro. Es la crónica negra de una jornada marcada por las lluvias persistentes y rachas de viento que superaron los 80 kilómetros por hora.

Las observaciones de la Agencia Estatal de Meteorología registraron ocho litros de agua por metro cuadrado en la estación del aeropuerto y hasta 14 litros en Tablada. La lluvia fue más intensa en los municipios de La Campiña, donde se registraron hasta 43 litros por metro cuadrado.

El fuerte temporal que azota a Sevilla desde el pasado lunes arrancó cientos de árboles, vallas publicitarias y señales de tráfico, y provocó inundaciones en Écija, Arahal y Marchena. La caída de una señal de tráfico causó heridas leves a una mujer en Sevilla, en el cruce de las avenidas Ramón y Cajal y Diego Martínez Barrio, que fue trasladada por el 061 al Hospital de Traumatología.

El desplome de árboles y de elementos del mobiliario urbano se registró de manera generalizada en todos los barrios de la ciudad, si bien las zonas más afectadas se localizan en la Carretera de Carmona, el Polígono de San Pablo, el Porvenir y Bami. A las dos de la tarde la caída de un árbol sobre la calzada motivó cortes en la circulación de vehículos en la calle Marqués de Pickman, provocando retenciones en el entorno del Tamarguillo. La Policía Local también cortó el tráfico, a primera hora de la tarde, en República Argentina para que los bomberos procedieran a retirar una palmera que quedó muy afectada por el fuerte viento.

Las retenciones y las dificultades en la circulación también se registraron en otros puntos de la ciudad (Nervión, Los Bermejales y Los Remedios), en la A-49, la N-630 y en carreteras comarcales de La Campiña, donde se acumularon bolsas de lodo y agua sobre las calzadas.

A primera hora de la mañana, un tornado sorprendió a los trabajadores de una gasolinera y a los conductores que circulaban por la carretera Écija- Marchena, sin que afortunadamente haya que lamentar daños personales. El fuerte viento arrancó de cuajo medio millar de olivos en una finca localizada junto a la carretera entre ambos municipios, que tuvo que ser cortada al tráfico como consecuencia de la caída de tres postes de alta tensión. Otras de las localidades que más sufrieron el azote del temporal son Carmona y Arahal, donde varios vehículos quedaron atrapados por el desbordamiento de arroyos del Guadaíra.

En sólo cuatro horas, entre la una y las cinco de la tarde, el teléfono de Emergencias 112 recibió hasta 150 llamadas de vecinos alertando de incidencias. Los problemas que causaron las fuertes rachas de viento también afectaron a Dos Hermanas y a los municipios del Aljarafe, explicaron ayer fuentes del 112.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios