Se fuga de los calabozos del Prado de San Sebastián

  • El detenido logra escapar tras fingir un ataque de ansiedad, empujar a un policía y correr hasta subir a un taxi

Comentarios 11

Un preso se fugó ayer de los calabozos del Prado de San Sebastián. Según han confirmado a este periódico fuentes judiciales, la fuga se produjo cuando fue trasladado al juzgado de guardia, el de Instrucción número 3, para tomarle declaración. Al parecer, el detenido fingió sentirse mal, supuestamente con un cuadro de ansiedad, por lo que se procedió a llamar al forense. Previamente, se le quitó las esposas para que pudiera respirar y ser examinado, momento que aprovechó el detenido para empujar al único agente que le acompañaba y salir corriendo. Así logró escapar de los juzgados y llegó hasta la Glorieta del Cid, donde cogió un taxi y huyó sin que los agentes pudieran alcanzarlo.

Esta huida se produce tan sólo una semana después de que dos presos lograran escapar de la cárcel Sevilla-I, poniendo en cuestión la seguridad de la prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios