Las fumigaciones por plagas se concentran en el centro y el sur

  • 5.800 intervenciones por infecciones y basuras y por aparición de insectos

El Casco Antiguo, por el envejecimiento de su población y el deficiente estado de su caserío, y el distrito Sur, por acoger uno de los núcleos urbanos más deprimidos de la capital, como Las Tres Mil Viviendas. Estas dos zonas concentran casi el 30 por ciento de las actuaciones contra infecciones, insectos y roedores llevadas a cabo por el Laboratorio Municipal el pasado año, según el balance realizado por la Delegación Municipal de Salud y Consumo que dirige la socialista Teresa Florido.

Por distritos, y sumando tanto las actuaciones municipales en la vía pública y en domicilios privados, la mayoría de las fumigaciones contra plagas fueron realizadas en el Centro. Concretamente 859, de las que el grueso, casi 600, tuvieron como origen la proliferación de cucarachas, sobre todo en verano, época en la que suelen aparecer de manera más acentuada por el calor. La desratización de bloques, parques y plazas necesitó de 242 acciones, mientras que la desinfección de zonas por la acumulación de basuras y la presencia de indigentes sumó 25 fumigaciones más.

La acumulación de basuras en domicilios privados, conocido como Síndrome de Diógenes, derivó en una veintena de actuaciones puntuales por parte de los servicios de Salud, con especial prevalencia en los distritos de Cerro-Amate y Macarena.

Tras el Casco Antiguo, que se situó en primer lugar por la antigüedad de su caserío y el alto porcentaje de viviendas cerradas y abandonadas, fueron los distritos Sur y Cerro-Amate los dos que más demandan estas tareas de fumigación, con 739 actuaciones en cada caso durante 2007. El origen de la plaga, en ambos casos fue similar: entre 25 y 29 desinfecciones, entre 217 y 247 desratizaciones y entre 463 y 496 desinsectaciones).

Le siguen en volumen de actuaciones San Pablo-Santa Justa (con 677 fumigaciones), Macarena (642), Macarena Norte (599), Este (522), Triana (384), Nervión (377) y Bellavista (232). En el polo contrario, esto es el distrito que menos fumigaciones de plagas demandó, se situó Los Remedios, con 109 actuaciones, de las que más de mitad fueron desinsectaciones.

En total, los equipos del Laboratorio Municipal realizaron 5.879 actuaciones, de las que el 76,8 por ciento se ejecutaron sobre la vía pública y el 23 por ciento restante en domicilios particulares. Las fumigaciones de insectos, en su mayoría cucarachas, coparon el 64,3 por ciento; el 32 por ciento fueron contra la proliferación de ratas y el 3,5 por ciento restante por desinfecciones puntuales.

Teresa Florido precisó que los colegios y otros centros públicos, como las instalaciones deportivas, son prioritarias, junto al alcantarillado y las zonas verdes, en las fumigaciones de plagas y desinfecciones. El Laboratorio Municipal responde también a la demanda de particulares que solicitan el tratamiento de plagas en sus domicilios o comunidades de vecinos. Por estas actuaciones, 1.361 el pasado año, los vecinos tuvieron que abonar unas tasas que giran en torno a 16 euros en función del servicio y la cantidad de productos químicos empleada, un precio bastante por debajo del de mercado.

Entre los meses de julio y septiembre del pasado año, fuera de la temporada lectiva, fueron tratados con diversos productos químicos 22 centros educativos y 11 instalaciones deportivas, principalmente en el apartado de roedores e insectos. Una de las últimas fumigaciones en un colegio se llevó a cabo en octubre en el edificio del Padre Manjón, donde imparten clases los alumnos de Altos Colegios Macarena, tras un aviso dado por el equipo directivo tras localizar a dos ratas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios