Sevilla

Los funcionarios irán a la huelga en septiembre

  • Empleados públicos se concentraron ayer en todo el Estado contra el "ataque" de los ajustes del Gobierno

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) anunció ayer que convocará una huelga de los empleados públicos contra los recortes del Gobierno para el próximo mes de septiembre.

La huelga, a la que estarán llamados todos los funcionarios de España, se convocará en septiembre y CSI-F fijará la fecha tras la reunión que mantendrá el jueves con UGT y CCOO.

Según fuentes de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, la idea es que los tres grandes sindicatos convoquen de forma unitaria una huelga de toda la función pública para condenar los recortes aprobados ayer por el Consejo de Ministros.

Ayer se reunieron centenares de funcionarios en una concentración en la Puerta del Sol, en la que los sindicatos del sector declararon que están estudiando la posibilidad de presentar un recurso de inconstitucionalidad contra los ajustes del sector público.

El secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Enrique Fossoul, explicó que por ahora no pueden valorar la viabilidad de un recurso porque "desgraciadamente no conocemos íntegramente lo que se expone en el texto". Sin embargo, adelantó que en cuanto se publiquen las medidas en el Boletín Oficial del Estado, "nuestros servicios jurídicos estudiarán su contenido, y tras esto iniciaremos los recursos que sean necesarios".

Las centrales sindicales recuerdan que ya existe un precedente de un recurso similar, cuando hace unas semanas el Tribunal Constitucional de Portugal consideraba "discriminatorio" el recorte de los salarios aplicado por el Gobierno de Passos Coelho a funcionarios públicos y pensionistas. El tribunal luso consideró que el sector público se encontraba en una posición de desventaja frente al privado en materia de recortes.

No sólo fue en Sol. Durante toda la jornada de ayer, empleados públicos de todo el Estado se concentraron en las principales ciudades españolas y llevaron a cabo algunos cortes de tráfico para protestar contra los ajustes, que califican de "ataque" contra el colectivo y creen que dañarán los servicios públicos. Los sindicatos advirtieron que las concentraciones fueron sólo "el primer paso" y que las "medidas de fuerza" continuarán hasta echar atrás los "recortes" que afectan a la función pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios