Los gastos de personal del Consistorio se han duplicado desde el año 1999

  • El montante destinado al pago de salarios ha pasado de 245,6 a 512,4 millones de euros · El gasto municipal en este capítulo ha crecido tres veces más que la plantilla y cuatro veces más que el IPC

Los gastos de personal del Ayuntamiento de Sevilla se han duplicado desde 1999 -año en que culminó el mandato de Soledad Becerril (PP) en la ciudad y comenzó el de Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE)-, alcanzando en la actualidad un volumen que deja poco margen de maniobra a un gobierno local que se ha visto obligado a reducir su nivel de endudamiento de cara a 2008, a fin de evitar que la Junta intervenga las cuentas municipales.

Las cifras hablan por sí solas. Mientras que en el presupuesto del año 1999, aprobado durante la era Becerril, se consignaron 245,7 millones de euros para sufragar los costes de la plantilla del Ayuntamiento -cifra que recoge el gasto consolidado de la Corporación municipal, organismos autónomos y empresas públicas-, en el aprobado para el año 2008 la partida asciende a 512,4 millones de euros, esto es, más del doble (un 108,5 por ciento más).

Tal incremento es tres veces superior al registrado por la plantilla del Ayuntamiento de Sevilla, que ha crecido un 30,5 por ciento desde 1999. En dicho ejercicio, eran 3.934 los empleados recogidos en el documento del presupuesto municipal como plantilla "real" de la Corporación más organismos autónomos, a los que se sumaban otros 2.940 de las empresas públicas (Tussam, Lipasam, Emvisesa y Emasesa), según datos aproximados. En total, la plantilla estaba formada en aquella época por unos 6.880 trabajadores. Hoy, la cifra total roza los 9.000, de los que unos 5.300 empleados corresponden a Corporación y organismos autónomos (dato facilitado a este diario por UGT) y 3.681, a las empresas públicas, según las últimas memorias de sostenibilidad de tales sociedades publicadas por la Agrupación de Interés Económico (AIE) del Ayuntamiento.

Y un dato más. El gasto municipal destinado a personal ha crecido hasta cuatro veces más que el IPC (Índice de Precios al Consumo) de Sevilla desde que Monteseirín ocupó el sillón de la Plaza Nueva. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios han subido, desde 1999, un 25,5 por ciento en la provincia (el último dato disponible para 2007 es hasta noviembre).

Lo cierto es que este gasto municipal fijo ha aumentado más en el segundo mandato del PSOE que en el primero, cuando tuvo al PA como socio de gobierno. Así, en 2003, año electoral, la partida consolidada para gastos de personal fue de 334,4 millones de euros, un 36,1 por ciento más que en 1999; y para 2007 el montante subió a 468,8 millones, lo que supone un incremento del 40,2 por ciento respecto a 2003.

La tendencia, además, sigue al alza y de forma pronunciada, dado que para 2008 los costes de personal crecen, en términos interanuales, incluso más que en años anteriores. En concreto, lo hacen en un 9,3 por ciento, cuando en 2007 el incremento fue del 6,4 por ciento.

A la vista de tales datos, y después de que la deuda municipal se haya acercado peligrosamente al límite fijado para que el Consistorio pierda su autonomía inversora a favor de la Junta, el gobierno de PSOE e IU ha optado por rebajar el presupuesto destinado a inversiones reales.

Y es que la carrera para llegar a las elecciones de 2007 con buena parte de los deberes hechos empieza a pasar factura. Según se deduce de los últimos presupuestos, 2006 fue clave para el gobierno de PSOE e IU, ya que la inversión alcanzó los 368,2 millones de euros, siempre según datos consolidados. Año preelectoral, fue el ejercicio de arranque y consolidación de grandes proyectos, como el Metrocentro, la Alameda y el carril bici, entre otros. Un año más tarde, en 2007, la inversión cayó un 36,9 por ciento, hasta los 232,2 millones de euros, y para 2008 la partida baja hasta los 169,3 millones, un 27,08 por ciento. La comparación de la partida de 2008 con la de 2006 es aún más significativa, pues se deduce que en sólo dos años el esfuerzo inversor del Ayuntamiento ha caído hasta en un 54,02 por ciento.

Por tanto, mientras las inversiones pierden peso, los gastos de personal siguen ganando terreno. Prueba de ello es que el presupuesto consolidado del Consistorio para el próximo ejercicio suma 1.382,9 millones de euros, y si bien los gastos de personal absorberán el 37 por ciento del total, las inversiones representarán sólo el 12,2 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios