El gobierno acepta 2 de las 46 alegaciones del PP a las ordenanzas fiscales, que suben el 5%

  • La revisión de tarifas de Tussam recoge incrementos en el bonobús que cuadruplican el IPC

Ni las agradecidas ocurrencias del edil popular Gregorio Serrano, que hacen más llevaderas los plenos de ordenanzas fiscales, ni la contrarréplica de la delegada del ramo, Nieves Hernández, que en pocos meses ha logrado estar a la altura para defender siquiera sus valores de bases imponibles, liquidables y catastrales, lograron salvar un pleno que tuvo más de contienda política que debate al servicio del ciudadano. Al final, el gobierno sólo aceptó dos de las 46 enmiendas presentadas por la oposición -una de bonificaciones por contratos indefinidos a desempleados y otra para acotar a los 15 días de campaña electoral la exención del pago por uso de instalaciones deportivas a los partidos-, y dejó fuera peticiones para dar pases de Tussam gratis a tetrapléjicos y mayores de 65 años, la supresión del recargo a pisos vacíos y bonificaciones "reales" para familias en el IBI.

El gobierno defendió que muchas de estas sugerencias eran inviables por su ilegalidad, y sostuvo su criterio de que, en tiempos de crisis, "actualizamos, que no es lo mismo que subir," las tarifas, impuestos y tasas al 5%, conforme al IPC de junio, con la única salvedad de Tussam, con incrementos de hasta un 20% en los bonobuses. Hernández también resaltó la supresión del impuesto para 60.000 motos de menos de 125 c.c.

Destacó el argumento de Torrijos para estimar los criterios de renta a la hora de otorgar bonobuses a pensionistas y mayores de 65 años: evitar que "gente como la duquesa de Alba" fuese beneficiaria. Serrano le devolvió el golpe con una nota de humor: "Hay tres cosas inevitables en la vida: la muerte, pagar los impuestos y ver a Cayetana de Alba montada en autobús de Tussam". El alcalde enseñó su mella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios