El gobierno plantea cuatro zonas despobladas para reubicar la mezquita

  • Urbanismo ofrecerá a los islamistas parcelas en El Higuerón, El Pítamo, Santa Bárbara y el norte de la Cartuja para levantar el templo · Carrillo indica que los promotores escogerán el próximo enero

En la periferia y lejos de núcleos residenciales. Ésas son las dos premisas que han pesado en el proceso de localización de suelo iniciado por la Gerencia de Urbanismo para reubicar el proyecto de construcción de la futura mezquita de Sevilla una vez que han comenzado las conversaciones entre el gobierno local de Sevilla y la Comunidad Islámica de España tendentes a desligarlo de su ubicación original en la parcela de Los Bermejales, cuyos derechos fueron entregados a dicho colectivo.

Pese a que los tribunales dieron la razón a los promotores de la mezquita y al propio Consistorio hispalense al archivar el recurso en contra que presentó la plataforma vecinal del barrio -Bermejales 2000, que lidera Concepción Rivas-, la oposición vecinal, la alarma social y el propio compromiso de Monteseirín en plena campaña electoral anunciando el archivo del expediente de construcción en Los Bermejales han terminado por inclinar la balanza e incluso por convencer a los musulmanes para redimensionar la idea y sopesar otras localizaciones.

Según adelantó ayer el portavoz del gobierno local y también concejal de Urbanismo, Emilio Carrillo (PSOE), estos nuevos espacios son el norte de la isla de la Cartuja, el entorno de El Higuerón (también en la zona norte), Santa Bárbara (entre Sevilla Este y Torreblanca) y la zona de Villanueva del Pítamo (entre el término municipal de Sevilla y Dos Hermanas). Carrillo informó en declaraciones a la Cadena Ser que se tratan sólo de "ejemplos" de la "batería de alternativas" que la Gerencia ofertará a la Comunidad Islámica de España en enero de 2008, tratándose en todos los casos de espacios caracterizados por su lejanía de núcleos residenciales, bien comunicados -de ahí que se barajen zonas cercanas a la SE-30 o la futura SE-35- y con amplitud para acoger el templo islámico y el centro multicultural que éste incluye.

Para Carrillo, la opción de alejarla de núcleos residenciales se ha tomado porque "tanto la comunidad islámica como el Ayuntamiento están interesados en materializar cuanto antes el máximo respeto a la libertad de religión", lo que contrapuso al retraso que acarrearía el recurso anunciado por la entidad Bermejales 2000 ante el TSJA que impediría construir durante "un año y medio o dos años", según los cálculos de la Gerencia. No queremos más retrasos ni tampoco que ningún barrio pueda sentirse afectado hasta el punto de volver a interponer nuevos recursos", sentenció Carrillo.

Las parcelas en estudio garantizan, no obstante, la puesta a disposición del colectivo musulmán de un solar de unos 6.000 metros cuadrados, similar a la de Los Bermejales. La idea, apuntada por Carrillo, es seleccionar "zonas de nuevos desarrollos urbanos previstas en el PGOU o sectores ya consolidados que tengan sobre todo oficinas, comercios, servicios públicos y equipamientos". En el primer caso, lo que se persigue es que la mezquita ya esté levantada y en uso antes de que lleguen los primeros vecinos en la urbanización residencial marcada por el Plan General. En cualquier caso, Carrillo insistió en que espera que el templo goce de "una gran afluencia" de fieles, por lo que justificó su lejanía de grandes núcleos residenciales para que no afecte a la rutina y la "vida cotidiana" de los habitantes de la zona. Las cuatro posibles nuevas ubicaciones son el terreno conocido como El Higuerón, en el norte de la ciudad; el sector norte de la isla de la Cartuja, en los aledaños del parque del Alamillo y del cauce natural del río Guadalquivir, la barriada de Villanueva del Pítamo, al sur del término municipal, y los suelos bautizados como Santa Bárbara, en las proximidades del aeropuerto de San Pablo y el trazado de la autovía A-4 en dirección a Córdoba.

Respecto al futuro de la parcela de Los Bermejales, que quedaría libre, el edil de Urbanismo apuntó que aún no está decidido qué tipo de equipamiento se levantará, aunque sí defendió que la barriada cuenta con 125.000 metros cuadrados de suelos de interés público y social (SIPS) en el PGOU, por lo que esta finca representa un "porcentaje ínfimo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios