El gobierno plantea al taxi cobrar sólo con tarjeta en las carreras nocturnas

  • Movilidad rechaza que la inseguridad sea la causa del déficit del servicio de madrugada . Fernández recuerda que la instalación de mamparas subvencionadas no cubre el 17% de la flota tras tres años

El Ayuntamiento de Sevilla admite no tener ninguna capacidad de intervención directa para garantizar la existencia de un cupo mínimo de taxis en horario nocturno que garanticen una cierta cobertura poblacional al tratarse de un servicio público. El concejal de Movilidad, Francisco Fernández, insistió ayer a este periódico en que la competencia municipal en este régimen de concesión pasa sólo por regular los turnos de descanso, lo que implica que la organización interna del trabajo, o sea, horarios, zonas y paradas, queda al arbitrio exclusivo del taxista.

Ahora bien, el gobierno local no es ajeno a las denuncias ciudadanas por el déficit de taxis en horario nocturno, mayor si cabe en esta época por la instauración de las cenas y copas de Navidad y el cambio de hábitos en el tiempo de ocio. Por ello, Movilidad admite que estudia medidas tanto de carácter económico como laboral para incentivar el servicio de taxi de madrugada. Entre ellas, Francisco Fernández destaca la proposición de un pacto o acuerdo con el sector, bien directamente o en el seno del Instituto del Taxi, para que quienes trabajen por la noche cuenten con mampara de seguridad en el vehículo y adopten un sistema de cobro exclusivo con tarjeta de crédito a través de un TPV -terminal punto de venta- conectado al taxímetro.

"Con mamparas de seguridad y cobro exclusivo con tarjeta de crédito quedarían pocos argumentos para poner la falta de seguridad como excusa para no trabajar de noche", reconoció ayer Francisco Fernández, quien agregó que esta opción presentaría al taxista "sólo como un conductor" en lugar de "una caja registradora sobre ruedas". Eliminada la recaudación en efectivo, se reduciría significativamente el riesgo de agresión por robos y atracos.

En la actualidad, unos 700 taxis tienen instalados medios tecnológicos para proceder al cobro con tarjeta de crédito, y la previsión municipal es duplicar esa cifra en 2008 a través de un programa-convenio Artepyme en el que participan, entre otros, Consistorio, Cámara de Comercio y emisoras del taxi. La instalación de un TPV, además, serviría como elemento localizador del taxi, puesto que el recorrido y cobro de la carrera queda registrada tanto en el taxímetro como en el ticket expedido y en el estadillo informático de la entidad.

Fernández aludió no sólo al cobro mediante tarjeta de crédito, sino también a otras medidas, ya instauradas, para reforzar la seguridad del colectivo. Como la instalación de mamparas de seguridad subvencionadas al 50 por ciento entre Consistorio y titular de la licencia, una iniciativa adoptada a mediados del pasado mandato y con poca traducción real. El 17 por ciento de la flota de taxis cuenta con este dispositivo que separa pasaje y conductor, o sea, unos 400 de los 2.300 vehículos con licencia.

"La instalación de mamparas en la flota podría estar ya al 100 por cien; por eso soy categórico al decir que es falsa la excusa de no querer trabajar la noche sólo por motivos de seguridad", sostiene el responsable municipal.

Además, el gobierno local mantiene abierta una mesa de negociación con el sector para retomar el proyecto de emisora pública municipal del taxi, una idea rechazada en corporaciones anteriores por los taxistas asociados y las tres emisoras privadas que funcionan en la capital, Radio Taxi y Tele Taxi, ambas en régimen de cooperativa y con unos 350 asociados cada uno, y Radio Taxi Giralda, con un modelo de sociedad limitada y con una cifra de asociados menor.

Los taxis asociados en emisoras suman el 40 por ciento de la flota, un porcentaje que el Consistorio quiere elevar al cien por cien mediante el proyecto de emisora municipal que incidirá, sobre todo, en la organización del trabajo, planificación ante eventos extraordinarios y ajustes de oferta y demanda.

Porque el responsable de Movilidad mantiene que los problemas por falta de taxis nocturnos "no se dan todas las noches, sino en momentos puntuales, como Feria, Semana Santa, Navidad y algún que otro fin de semana". A día de hoy, siempre según el edil socialista, "el servicio de taxi nocturno está razonablemente cubierto; al menos no de forma distinta al de otras grandes ciudades".

Según las emisoras del taxi, no más de 150 vehículos están disponibles en horario de madrugada de lunes a viernes, cifra que durante el fin de semana se duplica. Estos datos, en términos porcentuales, indican que la tasa de disponibilidad oscila entre el 7 y el 15 por ciento de un total de 2.300 licencias. El tramo horario con mayor demanda es de 23.00 a 1.30, y el de menor cobertura, de 3.30 a 6.00 de la madrugada.

El suplemento de 1,90 euros que se aplicará en enero de 2008 en las carreras nocturnas de fin de semana y vísperas de festivos podría incrementar en un 15 por ciento la disponibilidad, según estimaciones del sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios