El gobierno retirará el rótulo a 64 calles por aludir al franquismo

  • Torrijos ofrece al PP sumarse a la comisión Memoria Histórica

Comentarios 98

El gobierno local de Sevilla realizará una limpia en la ciudad de cualquier rótulo, monumento, placa o símbolo que recuerde el régimen franquista, una iniciativa en la que trabaja la comisión municipal para recuperar la Memoria Histórica que ha seleccionado ya 64 calles que serán propuestas para ser nombradas se nuevo en el nomenclátor.

El portavoz de IU y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Antonio Rodrigo Torrijos, avanzó ayer el contenido de una moción que su grupo defenderá en el próximo Pleno para "defender la memoria de los valores republicanos y de la legalidad del gobierno de la II República Española" y ahondar en la aplicación de la ley 52/2007 para retirar del término municipal cualquier referencia que ensalce el régimen franquista.

Torrijos aludió al listado de 64 calles rotuladas con personajes de la era franquista, entre las que citó la Avenida del Almirante Carrero Blanco, así como los de colegios de Primaria con alusiones a la dictadura y "otros monumentos significativos de la ciudad dedicados a sargentos y alféreces e instalados en plazas públicas". Torrijos insistió en que esta tarea se hará "con afán de superar las diferencias y con sentido común para que el callejero de Sevilla esté integrado en la cultura democrática", por lo que ofreció a la oposición municipal la posibilidad de formar parte de la comisión municipal que elabora el proyecto y que está conformada por gran parte de concejalías y áreas municipales. "Es una iniciativa institucional, pero se abriría al PP si pide estar dentro, sin problemas", respondió Torrijos a los periodistas justo antes de destacar que el grupo popular apoyó en el Congreso en 2002 proposiciones no de ley en este sentido.

Este listado de calles y monumentos será elevado a Pleno el próximo mes de julio, y si es aprobado, se permitirá un periodo de convivencia de los rótulos antiguos y nuevos para permitir ajustes fiscales, empresariales y particulares a los vecinos y empresas ubicadas en esas vías. Los nuevos nombres de las calles serán tratados en las juntas municipales de distritos, que estarán abiertas a sugerencias vecinales. Torrijos, en cualquier caso, dijo que se primaría la restitución del antiguo nombre de la calle antes de julio del 36 -lo que afecta a cuatro vías- y la dedicación a mujeres para compensar su "escasez en el nomenclátor".

Rodrigo Torrijos adujo que el cambio de los nombres se hará "sin sensación de revancha ni venganza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios